Capitalina acaba con su vida por problemas pasionales

Más Leídas

Por supuestas problemas con su pareja, una ciudadana de apellido Pineda, de 35 años de edad, decidió privarse de la vida tomando una tableta de Gastoxin en la casa que habitaba en el barrio Rafael Ángel Ríos, del Distrito 2 de Managua.

Presuntamente, la mujer venía enfrentando desavenencias con su cónyuge y luego de la última discusión, tomó la errada determinación de acabar con sus días, ingiriendo la mortal pastilla de fosfuro de aluminio.

Minutos más tarde, Pineda fue encontrada llorando de dolor, vomitando y convulsionando, por lo que fue llevada al hospital Lenin Fonseca en donde no pudo hacerse nada para salvarle la vida, ya que el potente químico le había destrozado el organismo.

El fosfuro de aluminio puede afectar a las personas con el simple hecho de inhalarlo. El contacto puede irritar la piel y los ojos. Respirar fosfuro de aluminio puede irritar la nariz, la garganta y los pulmones, causando tos, respiración con silbido o falta de aire, y la exposición directa llega a destrozar los pulmones, los riñones y el hígado.

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Artículos recientes