Abuelos queman vivo a su nieto porque no dejaba de llorar, en Jakasia

Más Leídas

Gran conmoción ha causado la muerte de un bebé de tan solo 11 meses de nacido que fue quemado vivo por sus abuelos maternos, solo porque el menor no dejaba de llorar y ellos querían seguir tomando licor.

Niño es quemado vivo por sus abuelos

El hecho se registró en Jakasia donde el niño fue dejado por su madre Viktoria Sagalakova, de 21 años, al cuidado de sus abuelos Alexander y Zhanna Miyagasheva, de 48 y 43.

-Publicidad-

Leer también: Sismo de magnitud 5.0 sacude Puerto Rico

De acuerdo a las declaraciones de los involucrados, Zhanna que se encontraba en estado de ebriedad no soportaba el llanto del pequeño Maxim Sagalakov, por lo que para intentar callarlo comenzó a sofocarlo y acercarlo a la estufa encendida.

Por su parte, el hombre que también se veía molesto por su nieto, tomó al pequeño y lo colocó en el horno de la estufa encendida, provocando que éste se quemara vivo.  

Leer también: Estampida en escuela deja 14 niños muertos en Kenia

Al llegar Viktoria, se encontró con el cuerpo carbonizado de su hijo, quien según determinó el forense falleció debido a las quemaduras en el 100 por ciento de su cuerpo y la exposición al envenenamiento por monóxido de carbono.

Durante el juicio hacia la pareja de abuelos, ambos se acusaron el uno al otro y cada uno negó ser culpable de la muerte del niño, sin embargo, ambos fueron encontrados como responsables del asesinato de éste, recibiendo una sentencia de 15 años de prisión para Alexander y 9 para Zhanna.

Leer también: Filtran cartas de madre y abuela que mataron a niña y después se suicidaron en España

Además el juzgado declaró que sabían que el hombre solía quemar cachorros y gatos vivos en el horno.

Nuestras Noticias