Nicaragua conmemora el 41 aniversario del Repliegue Táctico a Masaya

Destacadas

Chinandega supera en muerte súbita a la Costa Caribe

Una base por bola a Emmanuel Meza con base llena, bastó para que el conjunto de Chinandega...

Detienen a tico que enviaba pornografía infantil al extranjero

Un hombre de 33 años, fue detenido por difundir pornografía infantil a nivel internacional desde su casa...

Niño muere al ser arrollado por camioneta en Matagalpa

De forma instantánea murió el niño de apellidos Martínez Pastran, de 4 años, debido a las graves...

Motociclista muere al estrellarse contra un camión con placa de California, en Matagalpa

Jaime Ricardo Acevedo Urbina, de 27 años, murió a causa de trauma craneal severo la noche del...

Éste sábado 27 de junio, los nicaragüenses conmemoran el 41 Aniversario del Repliegue Táctico a Masaya, estrategia del Frente Sandinista que conllevó el derrocamiento de la dictadura somocista.

Habían transcurrido 17 días de heroicos combates en los Barrios Orientales de Managua contra la guardia genocida, se habían realizado los Repliegues a la Hacienda El Vapor, el de Ciudad Sandino a San Andrés de La Palanca y a Mateare.

De igual manera, ya se había ocurrido la Insurrección de los Barrios Occidentales. La guardia genocida del somocismo también ejecutó las masacres de Batahola, Kilocho, El Paraisito y la Colina 110.

El día 27 de junio de 1979, el Estado Mayor del Frente Interno, mandó a explicar a combatientes populares, a colaboradores y a la población del sector oriental de Managua, involucrada en la Insurrección Final de Managua, que esa misma noche se produciría el célebre Repliegue Táctico de Managua a Masaya, en absoluto sigilo.

A las 6:40 de la tarde del 27 de junio, comenzaron a salir en gruesas columnas silenciosas, que parecían “cien pies” resbalándose por los costados de paredes y andenes, bajo los árboles, en la oscuridad, procedentes de los barrios Santa Rosa, Bello Horizonte, Costa Rica, Villa Progreso, Ducualí, Primero de Mayo, Villa Venezuela, Maestro Gabriel, Cristian Pérez Leiva, El Edén, Larreynaga, 10 de Junio, El Dorado, Don Bosco, Colonia Colombia, San Cristóbal, María Auxiliadora, Ducualí, El Paraisito, entre otros.

En tres columnas, unas seis mil personas entre guerrilleros, combatientes populares, colaboradores y población en general desarmada, incluidos niños y adultos mayores, “en silencio sepulcral”, y con una llovizna leve, salieron hacia Masaya.

Muchos llevaban consigo maletas pequeñas de ropa, mochilas con un poco de comida, leche en polvo, mucha sed por la caminata nocturna y la incertidumbre de encontrarse repentinamente con la guardia en esos potreros y caminos solitarios, rumbo a Masaya.

Ya en la mañanita del 28 de junio de 1979, los caminantes fueron sorprendidos entre matorrales y zacatales, por los rayos del Sol que se filtrababan entre las ramas de los árboles y matorrales.

Un poco después de las 7 de la mañana se produce el primer incidente militar con la guardia somocista, cuando ingresaban a una finca de la Comarca Veracruz, ubicada del Empalme de Ticuantepe varios kilómetros al norte.

Todo indicaba que la guardia ya sabía de la movilización popular militar insurreccional, porque como a las diez de la mañana comenzaron los aviones a sobrevolar bajitos, rasantes, amenazantes sobre la encajonada, que nos conducía hacia el camino a Piedra Quemada.

Debían seguir caminando porque la meta era llegar a Masaya. Cuando entraron a Piedra Quemada, más o menos a las 11 de la mañana, empezó el bombardeo aéreo en lo fino.

La guardia genocida lanzaba a granel desde tres aviones push and pull y dos helicópteros, centenares de rockett y bombas de 500 y mil libras, cuyas explosiones y charneles sobre casas y columnas de seres humanos provocaban estruendos y daños aterradores.

El bombardeo feroz duró casi tres horas continuas. Durante una pausa de los pilotos somocistas de la muerte, se pudo apreciar que la mortandad posiblemente llegaba a cien y más de un centenar de heridos.

Ya en Nindirí, se organizó nuevamente el Repliegue Táctico a Masaya para que todos comieran y siguieran hacia la Ciudad de Masaya, la cual estaba ya tomada, y desde la Fortaleza de El Coyotepe, ubicada al Este de Nindirí, la guardia bombardeaba constantemente a los barrios de Masaya.

El 29 de junio en la madrugada, centenares de pobladores y combatientes de Masaya estaban esperando allí a los replegados, los cuales fueron recibidos con vítores, abrazos efusivos, acompañado todo esto con tibio y café caliente, tortillas tostaditas con cuajada y frijolitos fritos.

Los valientes recién llegados fueron ubicados en el Colegio La Salle y en los barrios San Miguel y Monimbó, donde durmieron sobre tablas, troncos gruesos y en el suelo hasta las seis de la mañana, hora en que fueron formados para organizar inmediatamente las tomas de las ciudades de Granada, Jinotepe, Diriamba, Masatepe y la misma Ciudad de Las Flores, Masaya.

“Alertas
Síguenos en Google News

Nuestras Noticias

Se busca a Donald José Mejía

El señor Donald José Mejía se encuentra desaparecido desde el día sábado 4 de julio, su familia está desesperada por localizarlo y...

Byron Bonilla se convierte en el primer nicaragüense campeón en el fútbol de Costa Rica

El futbolista nicaragüense Byron Bonilla se coronó este lunes por la noche campeón del fútbol costarricense con el conjunto Saprissa quien derrotó...

Sismo magnitud 5,5 sacude Puerto Rico

Un sismo de magnitud 5,5, seguido por varias réplicas, se registró este viernes frente a las costas de Puerto Rico, a 10...

Más de 60 periodistas han dado positivo a coronavirus en El Salvador

La presidenta de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), Angélica Cárcamo, anunció que hasta la fecha más de 60 periodistas...

Noticias de Interés