Una policía mató a su hija de 3 años tras dejarla encerrada en una patrulla para tener sexo con su jefe

Más Leídas

La ex policía estadounidense Cassie Hope Barker, de 29 años de edad, se declaró culpable por la muerte de su hija de 3 años a quien dejó encerrada dentro de una patrulla para poder tener relaciones sexuales con su jefe en Long Beach, Estados Unidos.

Cassie Barker y su pequeña hija
Cassie Barker y su pequeña hija

La niña Cheyenne Hyer fue encontrada sin vida en el año 2016 en el condado de Hancock. Se presume que la niña estuvo encerrada en el automóvil durante varias horas luego que la mujer ingresó a la vivienda de su supervisor donde después de tener sexo con él se quedó dormida y se olvidó de su hija.

«No sé qué podría hacer para ti, que podría ser peor que lo que ya has experimentado siempre estarás encerrada en la prisión de tu propia mente», le dijo el juez a la mujer quien podría enfrentar una pena de 20 años de prisión.

El papá demandó a la Policía de Long Beach

Mientras esta ex policía estaba siendo enjuiciada el papa de la niña identificado cómo Ryan Hyer demandó al Departamento de Policía de Long Beach y a los Servicios de Protección Infantil por la muerte de su pequeña. Los acusa de negligencia en el cumplimiento del deber.

Según los abogados del hombre, Barker ya había dejando encerrada a su hija sola en una patrulla antes de su muerte por lo que alegan que la policía de Long Beach y los Servicios de Protección Infantil no tomaron las medidas suficientes para garantizar que esto no volviera a suceder.

«Cada vez que cierro los ojos, me imagino su sufrimiento y luego la imagino acostada en este ataúd», expresó su papá.

«Como padres, se supone que se debe proteger a su hija, pero Cheyenne se fue porque su madre no la protegió, no una, sino dos veces. Que Dios tenga misericordia de su alma», concluyó el afligido hombre.



“Alertas

Nuestras Noticias