Nica mata a puñaladas a otro pinolero que “enamoraba” a su mujer

Más Leídas

El peón nicaragüense Javier Pilarte López, de 24 años de edad, fue ultimado a puñaladas por otro compatriota que trabajaba cuidando una finca después de descubrir que este le estaba conquistando a su compañera sentimental, en Costa Rica.

El homicidio ocurrió anoche en una vivienda de la comunidad de San Bosco de Pocora, en el cantón de Guácimo, Limón.

Sin embargo, el cuerpo de la víctima fue localizado hasta este miércoles a las 6 de la mañana fuera de la casa y cerca de un barranco.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó que el fallecido tenía varios años de trabajar en fincas ganaderas en la Costa Caribe de Costa Rica.

Tanto el sospechoso del crimen de apellidos Martínez Flores de 38 años, como su compañera sentimental de 20 y un hijo de ambos de año y ocho meses, salieron del lugar y, al parecer, se dirigieron hacia Nicaragua.

Pobladores del lugar donde ocurrió el hecho dijeron que el homicida, además, es tío de su mujer.

Personas que habitan en la comunidad informaron a las autoridades que tanto el fallecido como el homicida habitaban anteriormente, en una finca en la comunidad de Quebrada Honda, a unos dos kilómetros del lugar del crimen.

Sin embargo, hace un mes Martínez contactó al dueño de la finca ganadera de 14 hectáreas donde sucedió el asesinato para ofrecerle cuidar la propiedad, con la condición de que le prestara la casa para vivir y le pagara una suma de dinero.

El finquero dijo este miércoles a la Policía, que la tarde del martes Martínez lo llamó por teléfono para decirle que dejaría la propiedad porque saldría para Nicaragua, ya que tenía unos asuntos urgentes que atender en su país.

Mientras tanto, un hermano del fallecido, aseveró que Javier Pilarte y la mujer de 20 años mantenían una relación cercana desde hacía varias semanas.

Añadió que el martes en la mañana supuestamente la mujer le envió varios mensajes a Javier, en los cuales lo invitó para que se vieran en la casa de la finca a las 7 de la noche.

El hombre agregó que él lo llevó en una moto y lo dejó en el portón de la propiedad poco antes de esa hora. Luego se fue a esperarlo a unos 500 metros de distancia, y como a las 8:30 de la noche no aparecía, se fue a su casa en Barra Honda.

La mañana de este miércoles decidió regresar con la moto a recoger a su hermano, pero al llegar a la casa encontró el cuerpo sin vida a pocos metros de distancia del inmueble.

La Policía Judicial determinó que la víctima presentaba múltiples heridas de arma blanca en la cabeza, así como en brazos y otras partes del cuerpo.

Se presume que la agresión se produjo dentro de la vivienda y el cuerpo luego fue arrastrado hacia el barranco, por las evidencias halladas en el lugar.

Nuestras Noticias