Vigilante perece por un infarto cuando iba a trabajar, en Estelí

El guarda de seguridad Enrique Doroteo Valdivia Salinas, de 30 años de edad, cayó muerto a causa de un paro cardiorrespiratorio a las 6:40 minutos de la mañana de este jueves, cuando se dirigía hacia su trabajo en Estelí.

El hecho sucedió mientras Enrique Valdivia transitaba a pie de la gasolinera Puma una cuadra al norte, en el barrio José Santos Zelaya.

Una joven afirmó que ella iba caminando delante del hombre cuando de pronto sintió que alguien se intentaba sujetar de ella, y al voltearse lo vio desplomarse, y quedar tendido en el suelo.

Al sitio del suceso llegaron paramédicos de la Dirección General de Bomberos quienes confirmaron la muerte del hombre y trasladaron su cuerpo a la morgue del hospital San Juan de Dios para el respectivo dictamen forense.

Enrique Doroteo Valdivia habitaba en la comunidad Las Cámaras, en Santa y al momento de su muerte se dirigía a laborar como celador de la empresa SERVIDISA, en una bodega de la empresa Diana.

La Nueva Radio YA en Google News

Si te gustó, comparte

Más Noticias

Más Leídas