Vendedor de morongas se quita la vida con pastillas para curar frijoles, en Masaya

Por la vía del envenenamiento se quitó la vida este lunes un hombre de apellidos Marín Torres, de 40 años, al ingerir dos pastillas para curar frijoles en el barrio José Dolores Bonilla, en Masaya.

Conocidos indicaron que Marín tenía varios años de estar sumergido en la bebida, y esta mañana amaneció con un fuerte dolor de cabeza provocado por la goma.

El ahora occiso quien presuntamente había manifestado en varias que se privaría de la existencia, optó por ingerir las gastoxín que lo mandaron al otro mundo.

Familiares desconocen las causas que empujaron a Marín Torres a las garras del suicidio.

La Nueva Radio YA en Google News

Si te gustó, comparte

Más Noticias

Más Leídas

Noticias ContraReloj con Cristhian Medina