Pleito por rencillas al calor de los tragos, dejó un muerto a balazos en Wiwilí, Jinotega

De un balazo en la cabeza fue ultimado Rosendo Manzanares Rizo, después de haber sido macheteado por Javier Espinoza Salinas, de 25 años, con quien discutió al calor de los “piquinyuquis” en la comarca Parparcito, en Wiwilí, Jinotega.

La joven Oseyda Manzanares Siles le informó a su tía María Rizo Mairena, de 50 años, que su hijo Rosendo fue asesinado en el patio de la Escuela Manolo Cuadra, después de liarse a machetazos por rencillas personales con Javier Espinoza.

Según la información durante el duelo a filazos, Rosendo resultó herido en el brazo derecho, y al caer al suelo, Javier le realizó tres disparos sin lograr acertar.

Instantes después, cuando Rosendo intentó atacarlo, Javier le volvió a disparar, acertándole en el brazo derecho y luego lo remató de un balazo en la cabeza.

El cadáver de la víctima fue trasladado a la casa de su mamá para la vela y luego darle cristiana sepultura, mientras el homicida huyó del lugar.

La Nueva Radio YA en Google News

Más Noticias

Más Leídas

Noticias ContraReloj con Cristhian Medina