La terapia hormonal transgénero aumenta el riesgo de cáncer

Una filtración de correos electrónicos de la Asociación Profesional Mundial para la Salud Transgénero (WPATH) destapó las preocupaciones internas de algunos profesionales médicos respecto a los efectos secundarios y las implicaciones a largo plazo de los tratamientos de reasignación de género, incluyendo las terapias hormonales y las cirugías.

De acuerdo con información revelada por Environmental Progress, se destaca la utilización de tratamientos farmacológicos potentes, cuyo impacto en la salud y la función reproductiva de los pacientes ha generado un debate ético y médico.

La discusión se intensifica especialmente cuando se consideran procedimientos que involucran a menores de edad, cuya capacidad para comprender y consentir a tratamientos con efectos irreversibles, como la esterilización, se pone en duda.

Reportes específicos mencionan casos preocupantes, como el de una joven de 16 años que desarrolló tumores hepáticos tras un régimen de acetato de noretindrona y testosterona, así como el de un doctor que falleció a causa de un hepatocarcinoma después de años de terapia hormonal.

Estos casos subrayan la necesidad de un análisis más profundo sobre los riesgos asociados a los tratamientos hormonales, en el contexto de la atención a la salud transgénero.

La WPATH, reconocida por establecer las directrices en la atención de salud transgénero, enfrenta el desafío de equilibrar la urgencia de ofrecer apoyo y soluciones a las personas transgénero con la responsabilidad de garantizar la seguridad y el bienestar a largo plazo de los pacientes.

Este equilibrio incluye la revisión continua de los protocolos y recomendaciones para asegurar que reflejen la mejor evidencia disponible y las consideraciones éticas pertinentes.

Este debate, dentro de la comunidad médica, destaca la complejidad de proveer cuidado de salud transgénero que sea tanto afirmativo como seguro.

Mientras la discusión avanza, es primordial que los pacientes reciban información clara y completa sobre los beneficios y riesgos potenciales de cualquier tratamiento, permitiéndoles tomar decisiones informadas sobre su propio cuidado de salud en colaboración con sus proveedores médicos.

En este contexto de evolución y debate, la prioridad sigue siendo el bienestar de los pacientes, asegurando que reciban el apoyo necesario para vivir auténticamente, mientras se minimizan los riesgos para su salud y se respetan sus decisiones informadas.

La Nueva Radio YA en Google News

Si te gustó, comparte

Más Noticias

Más Leídas

Noticias ContraReloj con Cristhian Medina