Fulminante infarto termina con la vida de un abogado mientras comía en un restaurante de Poneloya

La tarde de ayer domingo murió de un fulminante infarto el profesional del Derecho, Mauricio Santamaría Dávila, cuando se encontraba en uno de los restaurantes del balneario Poneloya, en el municipio de León.

Santamaría Dávila se encontraba disfrutando de un suculenta comida cuando repentinamente empezó a toser fuertemente, por lo que se fue al baño y cuando regresaba a su mesa, cayó desplomado sin vida.

Alertada por la situación, la Policía llegó con un forense quien determinó que el abogado Mauricio Santamaría, sufrió un infarto que le arrebató la vida.

Igualmente, víctima de un paro cardiaco que le sobrevino luego de un derrame cerebral, murió el señor Ulises Boanerges Darce Díaz, de 55 años, cuando estaba en su vivienda en el barrio Guadalupe, de la ciudad de León, donde la policía descartó mano criminal, luego de ser revisado por un forense.

Por otra parte el ciudadano Vidal Bustamante, de 70 años, fue encontrado muerto ayer domingo, en su vivienda localizada en el sector de El Granero, municipio de Telica, departamento de León.

Vecinos indicaron que percibieron fetidez proveniente de la casa de Bustamante, por lo que al ir a indagar lo encontraron muerto y en estado de descomposición, alertando a la policía que con apoyo de un forense descartó mano criminal, procediendo a sepultarlo de inmediato.

La Nueva Radio YA en Google News

Más Noticias

Más Leídas

Noticias ContraReloj con Cristhian Medina