Violencia en Papúa Nueva Guinea deja 16 muertos hasta el momento

Las autoridades de Papúa Nueva Guinea declararon el estado de emergencia tras los violentos disturbios que sacudieron las dos principales ciudades del país, con un saldo lamentable de 16 muertes.

El primer ministro James Marape tomó la decisión de implementar la medida de emergencia por un período de dos semanas, en respuesta a la escalada de violencia que se desató a raíz de una protesta de las fuerzas de seguridad relacionada con cuestiones salariales.

Según reportes oficiales, la situación en la capital, Port Moresby, es particularmente grave, con al menos nueve personas asesinadas. Situaciones similares se han vivido en Lae, la segunda ciudad más grande de esta nación asiática, donde se han reportado siete muertes adicionales.

Los medios locales han estado publicando imágenes impactantes de saqueos y ataques tanto a infraestructuras públicas como privadas, los cuales han continuado hasta altas horas de la madrugada.

En un esfuerzo por restablecer el orden, el primer ministro Marape aseguró que las fuerzas de seguridad trabajarían para combatir la anarquía y dejó en claro que estos disturbios “no serán tolerados”. También reveló que ha convocado al Ejército para ayudar a sofocar la violencia.

La situación en Papúa Nueva Guinea se tornó crítica cuando un grupo de agentes policiales, junto con personal del servicio penitenciario y miembros del Ejército, se manifestaron contra un supuesto aumento en los impuestos sobre sus salarios. Se presentaron en la sede del Legislativo para expresar su descontento.

Sin embargo, el primer ministro Marape explicó que la deducción de los salarios se debió a un error técnico y ordenó corregir el problema y devolver el dinero deducido a los uniformados.

La Nueva Radio YA en Google News

Más Noticias

Más Leídas

Noticias ContraReloj con Cristhian Medina