Una vaca gigante australiana logró el sueño de no ser sacrificada

Más Leídas

La actitud de Knickers, como se llama el animal, le salvó de entrar al matadero donde estaba destinado

-Publicidad-

Knickers, la res más grande de australia logró lo imposible, no ser sacrificada debido a su gran tamaño en el rancho Lake Preston, en Australia Occidental.

Knickers destaca del resto de su rebaño no sólo por sus colores blanco y negro, sino además por tener tres veces el tamaño de cualquiera de sus congéneres.

El bovino australiano podría ser el más grande de todo el país ya que pesa 3,086 libras (1,400 kg) y tiene casi siete pies de altura (2 metros 33 centímetros).

Geoff Pearson, el dueño del criadero explicó a ABC News que debido a su tamaño no podía venderse para la exportación, por lo que decidieron darle una segunda vida en la granja.

«Era demasiado grande para entrar en la cadena de la planta de exportación, tenemos una alta rotación de ganado y tuvo la suerte de quedarse atrás», dijo Pearson.

Al pasar los días en la granja y no poder ser enviado al mercado como carne para consumo, el novillo encontró además un propósito en la granja.

Knickers atrae a todos los demás bovinos, lo que hace que sea más fácil para el señor Pearson detectar el rebaño mientras están pastando.

«Cada vez que quiere levantarse y comenzar a caminar, hay un rastro de cientos de vacas que lo siguen, todos sabemos cuándo Knickers está en movimiento», dijo.

Según el Libro Guinness de los Récords Mundiales, el récord mundial para el bovino más grande es 5,879 libras (2,267kg.), mientras que el novillo más alto en el libro de récord mide poco más de dos metros.

Para saber más detalles de tan inusual altura, el portal ABC News habló con el veterinario de Margaret River, Rupert Mothersole, que se especializa en ganado lechero.

Nuestras Noticias