Madre e hija fueron asesinadas por un pariente en Mulukukú

Más Leídas

Consternada se encuentra la población de Mulukukú, tras conocer el asesinato de la señora Maritza González, de unos 55 años y su hija Dayiris Boniche González, de 28 años, en su finca conocida como Los Pozolones, localizada a 7 kilómetros del casco urbano de Mulukukú, Caribe Norte.

Novia hípica y su progenitora fueron asesinadas por un pariente en Mulukukú

Se presume que el doble crimen fue cometido por el mandador de la finca Wilmer Antonio González Pérez, de unos 30 años, quien supuestamente es sobrino de doña Maritza, y lo había criado como a su hijo.

Cazadores de noticias informaron a Tu Nueva Radio Ya, que ayer a eso de las seis de la mañana doña Maritza González, salió junto a Wilmer González, a ver un ganado a una finca cercana, donde nunca llegaron ya que la mató de tres balazos en una loma localizada entre ambas propiedades.

Seguidamente Wilmer González, se regresó a la finca Los Polonés, donde esperó a eso de las 9 de la mañana a que regresara la joven Dayrin Boniche, que había salido en una camioneta a entregar leche a Mulukukú.

Wilmer Antonio González Pérez

Aparentemente cuando la joven llegó a la casa Wilmer, supúestamente la ultrajó para luego golpearla con un objeto contuso en la cabeza y la estranguló, para dejar el cuerpo en el piso cubierto con una colcha.

Posteriormente Wilmer González, llamó a un taxista para que lo sacara de la finca y lo llevara a Mulukukú, donde se presume abordó un bus para huir.

El hecho fue descubierto hasta en horas de la noche cuando los hermanos de doña Maritza no la localizaban y al preguntar a los trabajadores afirmaron que había salido a la finca  con Wilmer, y ya no la habían visto más al igual que a su hija Dayrin.

Al iniciar la búsqueda junto al ejército encontraron el cuerpo a eso de las 11;50 de anoche, y la mula que la víctima montaba a pocos metros amarrada a un árbol.

Al regresar a la casa en busca de Dayrin, forzaron la puerta principal, encontrándola muerta.

La policía continúa la búsqueda de Wilmer Antonio González Pérez, quien aparentemente ya tenía todo planeado ya que la semana pasada había vendido un ganado que tenía criando en la misma finca de sus víctimas.

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Artículos recientes