Nica muere en el Río Bravo y profanadores de cadáveres le arrancan dentadura enchapada en oro en México

Sumamente indignados están los familiares del jinotegano Abel Arauz Moreno, de 39 años, a quien le robaron su dentadura enchapada en oro, luego de que murió ahogado en el Río Bravo, en el sector de Piedras Negras, en Coahuila, México.

Abel falleció por sumersión a mediados de febrero pasado y su cuerpo fue repatriado a Nicaragua el lunes 11 de marzo, siendo sepultado en Plan de Grama, en Wiwilí, Jinotega, de donde era originario.

En medio del dolor por la pérdida de su ser querido, la familia doliente informó que cuando rescataron el cuerpo y uno de los hermanos lo reconoció, Abel aún tenía intacta su dentadura enchapada en oro.

Sin embargo, para sorpresa y asombro de la familia el cuerpo de Abel llegó a Nicaragua sin sus dientes, ya que hasta se los quebraron para robarle las piezas de valor que poseía.

Una organización de apoyo a los nicas que migran informó que ya denunció el caso en la Fiscalía del estado de Coahuila, en México, para que la morgue de Piedras Negras y la funeraria que trajo el cuerpo a Nicaragua respondan sobre lo que sucedió.

El organismo indicó que la Fiscalía del Estado de Coahuila ya abrió una carpeta de investigación para esclarecer los hechos.

La misma organización dijo que desde que asisten a nicas en repatriaciones ya les han reportado casos de robos de joyas u objetos personales que las personas portaban al momento de ahogarse, pero hasta ahora conocen el caso de un cuerpo que es mutilado por robarle una pieza de valor.

La Nueva Radio YA en Google News

Si te gustó, comparte

Más Noticias

Más Leídas