Más de 60 obreros mantienen el Cementerio Periférico y llevan el sustento a sus hogares

Con la llegada de la temporada de visitas a las tumbas de familiares en el Cementerio Periférico, un grupo de más de 60 obreros se gana la vida dignamente brindando servicios de mantenimiento a las sepulturas; proporcionando un alivio para las familias que buscan mantener en buen estado los lugares de descanso de sus seres queridos.

Este fin de semana marcó el inicio de la peregrinación de familias que visitan las tumbas de sus seres queridos y, al mismo tiempo, buscan a alguien a quien contratar para realizar el mantenimiento necesario.

En el Cementerio Periférico, la Alcaldía de Managua permite que más de 60 obreros se ganen la vida limpiando las tumbas de las familias que lo solicitan. Por cada tumba que solo requiere quitar el monte, estos obreros reciben 30 córdobas.

Don Francisco Ruiz, de 72 años y oriundo del municipio de Ticuantepe, lleva 50 años trabajando en el cementerio. Comenzó como enterrador y ha dado sepultura a más de 200 personas a lo largo de su vida. Sin embargo, en los últimos 15 años, se ha ganado la vida limpiando las tumbas de tierra.

Por cada una de estas tumbas, gana entre 20, 30 o 50 córdobas, aunque hay días en los que no gana nada. Limpia al menos ocho tumbas a la semana, quitándoles la maleza. Utiliza un humilde carretón de zinc que lleva consigo, equipado con un balde para regar las tumbas que limpia, una pala y otros utensilios necesarios para su trabajo.

En otra parte del Cementerio Periférico, encontramos a don José Obando, de 50 años, deshierbando una tumba de tierra rodeada de cemento. Él brinda mantenimiento a esta tumba y recibe un pago mensual. En total, se encarga de mantener 40 tumbas.

Las tarifas varían según el tipo de tumba: por tumbas con revestimiento de azulejos, cobra 350 córdobas al mes; por las tumbas con césped, 300 córdobas al mes; y por las tumbas de granito, mármol o porcelanato, cobra 500 córdobas al mes.

Su trabajo implica lavar, pastear y dar brillo a las tumbas. Lleva 23 años trabajando en el cementerio y viaja desde Villa Venezuela para llegar a las 6 de la mañana y trabajar hasta las 5 de la tarde.

El Cementerio Periférico, fundado en 1952, abarca 16 manzanas de extensión territorial y alberga a aproximadamente 90,000 difuntos sepultados.

Estos obreros juegan un papel crucial en el mantenimiento y cuidado de este importante lugar de descanso eterno. Si necesitas contactar a alguno de estos obreros para el cuidado de una tumba en particular, puedes llamar al número 7518-4115.

Su labor contribuye a mantener el cementerio en buenas condiciones y les proporciona el sustento necesario para sus hogares, convirtiéndolos en un pilar importante de la comunidad durante esta temporada de visitas a las tumbas de los seres queridos.

La Nueva Radio YA en Google News

Más Noticias

Más Leídas

Noticias ContraReloj con Cristhian Medina