Dictan cadena perpetua para sujeto que ultrajó y asesinó a su hijastro de 2 años en Waspam, Caribe Norte

El delincuente Slayfer Stanly Bons, de 20 años, fue condenado a prisión perpetua luego de ser encontrado culpable de la violación y asesinato agravado de su hijastro de iniciales S.H.R, de 2 años, delitos que cometió en Waspam, Caribe Norte, el pasado 23 de junio.

La fiscalía había pedido al juez de Distrito Penal de Adolescentes y Violencia de Bilwi, doctor Elías Napoleón Santana Gallo, que sentenciara a Slayfer Bons, a 25 años de prisión por el delito de violación y a cadena perpetua revisable por asesinato agravado, lo cual fue aprobado por el judicial.

En el juicio la fiscalía demostró que el día del crimen, Bons se quedó solo con el niño, pues la madre salió a laborar a las seis de la mañana, y en horas de la tarde llegó a buscarla al comedor donde trabajaba, informándole que el pequeño había sufrido calentura y diarrea, y que había muerto en sus brazos.

Sin embargo el Ministerio Público demostró con los resultados de los exámenes forenses, que el niño murió por asfixia mecánica y tenía lesiones en el ano donde hallaron fluidos que coincidieron en casi un cien por ciento con el ADN del asesino.

El horrendo crimen ocurrió un día antes que el pequeño cumpliera sus dos años de edad, luego de que el salvaje se dispuso a violarlo y para evitar que gritara le tapó la boquita y la nariz con un trapo, hasta que dejó de respirar.

Slayfer es el segundo sentenciado a Prisión Perpetua por asesinar a un niño, desde que se impuso este tipo de condena en Nicaragua.

El primer condenado fue el delincuente Exequiel Flores Palacios, quien asesinó a machetazos al niño de iniciales E.A.H., de 9 años, cuando se dirigía a una pulpería en la comunidad San José del Ojoche, en San Juan de Río Coco, Madriz, el 13 de febrero de este año.

La Nueva Radio YA en Google News

Más Noticias

Más Leídas

Noticias ContraReloj con Cristhian Medina