Dictan cadena perpetua para hombre que mató a su ex mujer mientras amamantaba a su hija en Managua

Publicado el

Más Leídas

A prisión perpetua fue condenado el sujeto Ernesto Caleb Rocha Tercero, de 23 años de edad, por haber asesinado de un balazo en el cuello a su expareja Karen Montserrat Blandón Blend, de 21 años, mientras le daba pecho a su hija de seis meses de nacida.

La joven manicurista karen montserrat blandón blen, de 22 años
La joven manicurista Karen Montserrat Blandón Blend, de 22 años

La sentencia por el cruel femicidio en contra de la joven manicurista la dictó la doctora Miroslava Calero Chamorro, Jueza Segundo Distrito de lo Penal de Adolescente y Violencia de Managua, quien consideró justo que el criminal pase el resto de su vida en la cárcel.

La mañana del 5 de julio de este año, la joven Karen acababa de regresar de hacer unos mandados a la casa que alquilaba en el barrio Carlos Fonseca, en el Distrito Cinco de Managua, cuando llegó Ernesto Caleb Rocha y le disparó.

Ernesto caleb rocha tercero, de 23 años
Ernesto Caleb Rocha Tercero, de 23 años

El femicidio fue presenciado por un jovencito de 14 años de edad, hermano de Karen Blandón, quien se encargó de alertar a los vecinos.

Luego de cometer el crimen, el delincuente huyó en un carro hasta un lugar solitario en Masaya, donde dejó abandonado el vehículo y luego se fugó hacia Honduras, siendo capturado por la Policía de Fronteras y entregado a las autoridades nicaragüenses.

La manicurista Karen Blend y Ernesto Caleb Rocha tuvieron una relación sentimental que duró ocho meses, y terminó cuando ella descubrió que era un hombre comprometido.

El 6 de julio, durante el sepelio de Karen Blandón, su madre Karen Blen dijo que Ernesto Caleb Rocha ya había amenazado a su hija de que si no volvía con él la mataría a ella y luego se suicidaría.

De acuerdo con la sentencia de la jueza Miroslava Calero, el femicida deberá cumplir su condena en la cárcel Modelo de Tipitapa, a pesar de que sus familiares habían pedido que lo enviaran a otro penal porque él decía sentir miedo de que los otros reos fueran a hacerle algún daño.

Comentarios