3,600 presos se fugan de la penitenciaría nacional de Puerto Príncipe, Haití

Un nutrido grupo de hombres fuertemente armados, apoyados por drones, ejecutó un audaz asalto a la Penitenciaría Nacional de Puerto Príncipe, la más grande de Haití. Este ataque meticulosamente planificado se llevó a cabo bajo la oscuridad de la noche.

Bandas criminales asaltan prisión en la capital de Haití
Bandas criminales asaltan prisión en la capital de Haití

El uso de drones, una táctica novedosa y sofisticada, jugó un papel crucial en este operativo. A través de ellos, los atacantes obtuvieron información vital sobre la ubicación de los agentes de seguridad, facilitando así la liberación de varios líderes de las pandillas que han tenido en vilo a la sociedad haitiana.

Un video capturado por uno de estos drones y difundido en internet revela la estratégica ausencia de policías en áreas clave, dando luz verde a los pandilleros para avanzar en su misión.

El asalto, que se prolongó durante varias horas, culminó con un saldo lamentable de al menos una decena de muertos y la fuga de importantes cabecillas pandilleros que se encontraban recluidos.

La Penitenciaría Nacional, ubicada en las proximidades del Palacio Nacional y a escasos cientos de metros de este, fue testigo de uno de los episodios más sombríos de su historia.

Una ONG local proporcionó una cifra alarmante: Aproximadamente 3,600 reclusos lograron escapar, dejando a menos de 100 dentro de las instalaciones.

Esta cifra representa una fuga masiva sin precedentes en el país, subrayando la magnitud del desafío que enfrenta el sistema penitenciario y de seguridad haitiano.

Entre los fugados se encuentran no solo presos comunes sino también figuras notorias, incluidos líderes de pandillas y acusados del asesinato del presidente Jovenel Moïse, lo que añade una capa de complejidad y urgencia a la situación.

Este evento no solo expone las vulnerabilidades de la infraestructura carcelaria de Haití sino que también anticipa un aumento en la inestabilidad y la violencia que azota a Puerto Príncipe y sus alrededores.

La ciudad, aún recuperándose de la pérdida de cuatro policías asesinados a tiros en Bon Repos, enfrenta ahora una nueva espiral de violencia que amenaza con profundizar la crisis.

La Nueva Radio YA en Google News

Si te gustó, comparte

Déjanos tu comentario

Más Noticias