Joven deportista muere apuñalado por el padrastro de su mujer en San Jorge, Rivas

El jugador de beisbol Norman Andrés Batres Guadamuz, de 29 años, conocido cariñosamente como Palolo, fue asesinado de una puñalada en el abdomen la noche del sábado a manos de Francisco Hernández, en el municipio de San Jorge, departamento de Rivas.

Norman Andrés Batrez Guadamuz, de 29 años
Norman Andrés Batrez Guadamuz, de 29 años

Lugareños dijeron que los involucrados tenían viejas rencillas personales a pesar de que Francisco Hernández, conocido como «El Gato», es el padrastro de la mujer de Norman Batres.

Preliminarmente se conoció que Norman y Francisco sostuvieron una discusión horas antes del crimen en el puerto lacustre de San Jorge.

Horas después, Francisco Hernández llegó a la casa de Norman, en el sector conocido como La Bajada de Chirino, en San Jorge, y le clavó la puñalada a su víctima.

En un intento por salvarle la vida, Palolo fue trasladado al hospital Gaspar García Laviana, de Rivas, donde falleció minutos después de su ingreso.

Por su parte, el homicida se trasladó a la delegación policial de San Jorge donde se entregó a las autoridades y confesó el crimen.

Norman Batres era un joven popular de San Jorge, donde trabajaba como albañil, pescador y comerciante de mariscos; y jugador de beisbol.

Actualmente jugaba en la Liga Mayor A del barrio «La I griega» de San Jorge, Rivas, donde será recordado como uno de los fundadores de la academia de béisbol infantil de San Jorge.

El ahora occiso deja un hijo de 7 años en la orfandad; y de acuerdo con conocidos en su tiempo libre viajaba a Costa Rica a jugar en las Ligas Mayor A de beisbol.

Batres fue sepultado la tarde del domingo en el cementerio de San Jorge, posterior a una misa de cuerpo presente en la Parroquia de San Jorge a donde fue llevado su féretro acompañado de filarmónicos.

La Nueva Radio YA en Google News

Si te gustó, comparte

Déjanos tu comentario

Más Noticias