Desarrollo ambiental y social con la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Nueva Guinea

La culminación de las obras de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales en Nueva Guinea marca un acontecimiento trascendental en el desarrollo medioambiental y social del municipio.

Planta de Tratamiento de Aguas Residuales en Nueva Guinea: ¡Un hito para el desarrollo medioambiental y social!
Planta de Tratamiento de Aguas Residuales en Nueva Guinea: ¡Un hito para el desarrollo medioambiental y social!

Con un impacto directo en aproximadamente 3,400 familias, esta infraestructura no solo representa un avance significativo en términos de saneamiento básico, sino que también promete mejorar sustancialmente las condiciones de vida de la comunidad.

El proceso de construcción de esta planta, parte integral de un sistema más amplio, ha sido posible gracias a una inversión conjunta del Gobierno Sandinista y el Banco Europeo de Inversiones (BEI), que ascendió a 201 millones de córdobas.

Este financiamiento no solo demuestra el compromiso de ambas entidades con el desarrollo sostenible y la mejora de la calidad de vida de las comunidades, sino que también refleja una visión compartida de protección ambiental y equidad social.

Una vez que la planta entre en pleno funcionamiento, las familias de Nueva Guinea tendrán acceso por primera vez a un servicio vital y fundamental para su bienestar: El tratamiento adecuado de las aguas residuales.

Esto no solo reducirá el impacto negativo en el medio ambiente, al mitigar la contaminación de ríos y cuerpos de agua cercanos, sino que también contribuirá a prevenir enfermedades relacionadas con la falta de saneamiento adecuado.

Además de los beneficios ambientales y de salud pública, la puesta en marcha de esta planta de tratamiento de aguas residuales también tiene el potencial de impulsar el desarrollo económico local.

Esto se debe a que la mejora en la calidad de los recursos hídricos disponibles creará oportunidades para actividades como la agricultura y el turismo sostenible.

En palabras de la población

  • Doña María López: «Estamos muy contentos con esta nueva planta. Ahora tendremos agua limpia y no tendremos que preocuparnos por las enfermedades».
  • Don Pedro Martínez: «Esta es una gran obra que beneficiará a toda la comunidad. Es un paso importante para el progreso de Nueva Guinea».

La Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Nueva Guinea es un símbolo del compromiso del Gobierno de Nicaragua con el bienestar de las familias y el desarrollo sostenible del país.

Esta obra representa un nuevo capítulo en la historia del municipio, un capítulo lleno de esperanza y progreso.

La Nueva Radio YA en Google News

Si te gustó, comparte

Más Noticias

Más Leídas