Continúa juicio en Tailandia contra Daniel Sancho por asesinato de cirujano

La segunda sesión del juicio contra el español Daniel Sancho, acusado del asesinato premeditado del cirujano colombiano Edwin Arrieta, continuó este miércoles con la declaración de cuatro testigos de la Fiscalía, y tras la decisión del juez de prohibir que se informen detalles de lo que ocurre en la sala.

Edwin Arrieta Arteaga y su novio Daniel Sancho
Edwin Arrieta Arteaga y su novio Daniel Sancho

A la audiencia en el tribunal provincial de Samui, en el sur de Tailandia, acudieron el padre del acusado, el actor español Rodolfo Sancho, y la madre, la analista de inversiones Silvia Bronchalo.

Según el abogado de la familia Arrieta, el acusado también pudo hacer preguntas hoy a los testigos y aseguró que “hasta ahora no se han desvirtuado las conclusiones de la Fiscalía de que se trató de un asesinato con premeditación”.

Mientras, el abogado de Sancho se limitó a subrayar que su representado parecía sentirse hoy más tranquilo por contar con una traducción en inglés en la sala, además de la de español por videoconferencia, y también por la presencia de sus padres.

Las declaraciones de la sesión de hoy, las cerró el testimonio de una camarera del hotel Anantara de Phangan, donde Sancho desayunó el 3 de agosto y dejó una mochila con un cuchillo y una gasa dentro.

La defensa intentará demostrar que el alquiler del kayak fue “un acto desesperado y no planeado”, ya que Sancho dio su número de pasaporte a la dueña y no se llevó nada de peso para hundir los restos en el océano.

Tras navegar unos 500 ó 600 metros, Sancho arrojó el torso al mar. El acusado siempre ha reconocido haber descuartizado el cuerpo de Arrieta y haberse deshecho de las partes del mismo en varios puntos de la isla, incluido el mar, delito penado con un año de cárcel.

Entre los testigos de este miércoles están las dependientas del supermercado y la ferretería en las que Sancho compró cuchillos, productos de limpieza y una sierra el día antes del asesinato, con el fin de la Fiscalía de probar que se trató de un asesinato premeditado.

Ayer martes testificaron otros cuatro testigos: la mujer que encontró los primeros restos del cadáver de Arrieta en el vertedero de Phangan, la que le alquiló una motocicleta a su llegada a la isla el 31 de julio, y los empleados de los dos hoteles en los que el español se alojó.

La Fiscalía acusa a Sancho del asesinato premeditado de Arrieta y otros dos delitos, el de ocultación del cadáver y destrucción de documentación ajena, por el pasaporte del colombiano, y el español se enfrena a una condena máxima de pena de muerte.

Sancho y Arrieta se habían conocido en 2022 a través de Instagram y se vieron en varias ocasiones en España antes de quedar en la turística Phangan.

El actor español Rodolfo Sancho pidió a su llegada al tribunal “respeto” a los medios de comunicación durante su asistencia al proceso.

Rodolfo Sancho participa en un documental del caso, producido por HBO Max, y cuyo capitulo cero se estrenó ayer martes, al inicio del juicio, con sus declaraciones, en la que supone su primera entrevista en profundidad desde que salió a la luz el supuesto crimen el pasado agosto.

En ella el actor afirma que “hay dos víctimas” y que confía en que “salga la verdad”, dentro de una grabación realizada hace aproximadamente un mes que forma parte del documental “El caso Sancho”, de cuatro capítulos, con la emisión del resto programada para después de que el juez dicte sentencia.

“Hay dos víctimas, uno de ellos ha fallecido y es terrible, pero quiero que salga la verdad y a partir de ahí todos tendremos que manejar nuestros sentimientos”, declaró Sancho.

La Nueva Radio YA en Google News

Más Noticias

Más Leídas

Noticias ContraReloj con Cristhian Medina