Inicio Destacadas

Asesino de jinotegana: Me pagarían 10 mil dólares por matarla (+Video)

6996

El Comisionado General, Marvin Castro, Jefe de la Policía en Jinotega, presentó este martes a Larry Antonio Alanís Suazo, de 26 años, asesino confeso del crimen en contra de Ana Karina Rizo, de 33 años, cuyo cuerpo fue encontrado la tarde del 12 de octubre en la alcantarilla conocida como “Piedra Bruja”, en el kilómetro 127 de la carretera Matagalpa-Jinotega.

El criminal dijo a los medios de comunicación que fue contactado por Derwin Herrera quien le ofreció 10 mil dólares para que matara a Ana Rizo, y a pesar que cometió el crimen, no recibió el pago.

Según el capturado, Ana Rizo amenazó a Derwin Herrera con denunciar los supuestos grandes robos económicos que este le estaba haciendo a su jefe Bayardo Arauz, un reconocido comerciante mayorista de la ciudad de Jinotega, versión que es investigada por las autoridades policiales dado que el caso sigue abierto.

PIDE PERDÓN

Larry Alanís Suazo quien se dedica a la compra y venta de café en Jinotega, pidió perdón a los familiares de Ana Karina Rizo, expresándoles “espero me puedan perdonar, todos cometemos errores en esta vida”.

RELATO DE HECHOS

De acuerdo al jefe policial, la noche del 11 de octubre Larry Alanís recogió en su camioneta placa M 021 821 a Ana Rizo y la invitó al restaurante Los Encantos, pero al llegar al sector del Llano de La Cruz le asestó un balazo con un revólver calibre 38 en la sien derecha a la víctima.

Acto seguido se dirigió al caserío La Corneta y tiró el cuerpo de la fémina al fondo de la alcantarilla, dirigiéndose a su casa ubicada en el barrio los Encuentros, en Jinotega, donde un día después las autoridades policiales lo capturaron y ocuparon la camioneta donde fue cometido el crimen.

“En la camioneta placa M 021 821 había manchas de sangre y fibra de cabello en el asiento del pasajero y  en otra camioneta placa JI 78 08 encontramos una camisa cuadrada llena de sangre”, manifestó el Jefe de la Policía en Jinotega, quien precisó que el arma utilizada en el crimen fue encontrada en la casa del papá del asesino.

DESCANSE EN PAZ

Ana Karina Rizo fue sepultada la tarde del pasado viernes en Jinotega, luego de un culto en la casa de Oración “León de Judá”, del barrio San Isidro, en la ciudad de Las Brumas.