250 personas mueren semanalmente en Reino Unido esperando una ambulancia

Al menos 250 personas mueren semanalmente en Reino Unido esperando una ambulancia que le suministre atención médica urgente, poniendo de manifiesto la crisis que atraviesa el sistema de salud británico.

Crisis en Salud Pública: 250 personas fallecen esperando una ambulancia en Reino Unido
Crisis en Salud Pública: 250 personas fallecen esperando una ambulancia en Reino Unido

Un informe destapó la cruda realidad de los ciudadanos que fallecen en las ambulancias, justo a las puertas de los hospitales, sin poder ser atendidos a tiempo.

Se estima que alrededor de 160,000 personas sufren daños debido a las largas esperas para ser admitidos o trasladados a urgencias.

Estas esperas no son un fenómeno nuevo, sino que se han sucedido durante varios años. Entre los daños graves se encuentran patologías como dolor en el pecho, sepsis, problemas cardíacos, epilepsia y Covid-19.

La situación se vuelto mucho peor durante los últimos meses, con una demanda de atención sin precedentes que ha sobrepasado la capacidad del Servicio Nacional de Salud (NHS), según publicó el diario The Guardian.

Cuando los pacientes críticamente enfermos llegan al hospital y deben esperar un tiempo excesivo para ser evaluados y atendidos, su destino es casi inevitable. Algunos pacientes han muerto mientras esperaban fuera del servicio de Urgencias o poco después de su ingreso tras una larga espera.

Estadísticas Alarmantes

En diciembre, el NHS registró un récord de 54,532 personas que esperaron más de 12 horas en servicios de urgencia de hospitales, según reseñó la agencia de noticias EFE.

En un caso particularmente dramático, un hombre murió de un ataque al corazón después de que sus llamadas de auxilio no fueron respondidas a tiempo.

Ante esta crisis, el NHS England and Improvement entregó 55 millones de libras esterlinas adicionales a los fideicomisos de ambulancias para aumentar la cantidad de personal durante el invierno, con el objetivo de reforzar la capacidad en las salas de control y en la primera línea.

Sin embargo, la División de Investigaciones de Seguridad de la Atención Médica advirtió sobre el peligro que corren los pacientes ante los retrasos de las ambulancias, según informó la BBC.

El NHS enfrenta una escasez de personal de 150,000 personas, lo que agrava la situación. Además, las huelgas de trabajadores de ambulancias y otros servicios de urgencias han añadido presión al sistema de salud pública.

La inflación y las condiciones económicas han llevado a algunos trabajadores de salud pública a estar cerca de caer por debajo del salario mínimo nacional.

La Nueva Radio YA en Google News

Si te gustó, comparte

Más Noticias

Más Leídas