Inicio Nacionales

Vigilia por la paz con música, poesía y pintura en la Rotonda Hugo Chávez

88

Un grupo de artistas entre poetas, músicos, grupos de danza contemporánea y folclóricas, se dieron cita este viernes en la rotonda Hugo Chávez, donde abogaron por el establecimiento de la Paz en Nicaragua.

Además, los artistas y familias condenaron los asesinatos de la derecha vandálica que le arrebataron la vida a los militantes sandinistas Kevin Koffin, Jairo Osorio y Marvin Meléndez.

En diversos números de los grupos de danza se recordaron con acordes y estrofas las luchas sandinistas de los años 70 y luchadores, como fue el campesino Bernardino Díaz Ochoa.

Abrió el concierto vigilia el vocalista Erick Espinoza, quien dedicó sus temas musicales a las madrecitas de Nicaragua. En su segunda intervención el artista interpretó “Así es Centroamérica”, donde en sus estrofas dice que la región se alza como una madre.

Los artistas abogaron por la paz en Nicaragua. El joven poeta Emilio Pérez declamó ante las familias congregadas en la rotonda su producción “Guardabarranco del tesoro”.

Camilo Membreño, otro de los poetas participantes, declamó dos poemas, uno del panida Rubén Darío y otro de su autoría titulado “Yo no conocí la guerra”. En esta producción el joven hace un relato de que los nicaragüenses que conocieron la guerra que llevó al traste a la dictadura somocista no quieren volver a un escenario similar.

La “pimienta musical” comenzó a ser parte del evento cuando los miembro de la Escuela Nacional de Danza Adán Castillo, bailaron una serie de temas musicales que a los presentes les hizo una especie de “feedback” mental, porque los llevaron a recordar etapas de la lucha sandinista y recordando a figuras de la lucha rojinegra, como fue el campesino Bernardino Díaz Ochoa.

Otros poetas que subieron a la tarima fueron Mariano Quiróz y Clara Wilford, la que dio lectura a un cuento titulado “Galotópodos” donde hizo una radiografía sobre aspectos de su vida, y donde mencionó tanto a su padre como a su gato.

El impacto más fuerte en la poesía estuvo a cargo de un joven de nombre José que interpretó el emblemático y extenso poema del poeta y mártir de la lucha contra la dictadura somocista Leonel Rugama titulado “Como los Santos”.

Otros músicos y cantantes que participaron fueron Isabel Espinoza Jarquín, la que acompañada de tres guitarras electroacústicas interpretó “Alforja campesina”, “El colibrí”, mientras que el cantautor Mario Montenegro abrió su intervención musical con un tema del padre del son nica don Camilo Zapata “Flor de mi colina”.

“La cabra Antonia” fue otro de los temas que vinieron a activarle la adrenalina a los asistentes al evento.

Los artistas que se congregaron en la enigmática rotonda también emitieron un comunicado que fue leido por Gabriela Escorcia Latino donde rechazan las acciones violentas que han alterado la paz en Nicaragua y propugnan por resolver la situación del país mediante el Diálogo Nacional.