Tuvieron que quebrarle la «argolla» a una leonesa que es experta en comer fritangas

Más Leídas

Momentos de zozobra vivió Abigail Reyes Bucardo, de 19 años, al ponérsele “morado-morado” uno de los dedos de su mano derecha, a causa de un anillo de oro que le estaba afectando la circulación.

El hecho se registró en el barrio San Felipe, de la ciudad de León, donde familiares de Abigail Reyes dijeron que la joven se puso un anillo de oro desde que estaba chavala y con el paso de los años fue engordando por comer tanta fritanga, provocando que el anillo le apretara demasiado el dedo.

-Publicidad-

Abigail Reyes fue trasladada a la estación del Benemérito Cuerpo de Bomberos, en León, donde los efectivos utilizaron una sierra especial para cortar y luego quebrar el anillo, a fin de liberarle el dedo a la joven leonesa.


“Alertas
Síguenos en Google News

Cuentos de Don Otto

El garrote del loco | Lencho Catarran

El garrote del loco | Lencho Catarran

Nuestras Noticias