Tres hermanitos padecen del mismo tipo de cáncer muy raro en el mundo

Más Leídas

Tres pequeños hermanitos estadounidenses, todos menores de 5 años, están dando una dura batalla contra el mismo tipo de cáncer infantil, que además es muy raro en el mundo.

Los hermanitos Tristen, Caison y Carter padece de un extraño tipo de cáncer

Tristen, de 5 años, Caison, de 3 años, y Carter, de apenas 7 meses de nacido, padecen de un cáncer llamado Retinoblastoma.

-Publicidad-

Estos tres valientes niños han enfrentado esta enfermedad y sobrevivido a quimioterapias, tratamientos con láser y resonancias magnéticas y centenares de visitas al Hospital de Niños de la ciudad de Atlanta.

El tratamiento es muy costoso en Estados Unidos por lo que los padres de estos niños Angie y Aaron Rush relataron que tuvieron que vender su casa y se mudaron con familiares para poder pagar las facturas.

Afortunadamente la gente se ha volcado en su ayuda y a través de la página GoFundMe han logrado recaudar una considerable cantidad de dinero para pagar el tratamiento de sus hijos.

Un cáncer que puede ser hereditario

Los hermanitos Carter y Caison

Su mamá Angie Rush explicó a un medio estadounidense que a los 6 años perdió un ojo debido a este cáncer pero jamás pensó que se lo iba a heredar a sus tres hijos; es algo muy emotivo y difícil de manejar, explicó.

Me siento muy culpable, sabiendo que es algo que yo se los pasé pero también se que ellos son muy bendecidos. Son inteligentes y amables, definitivamente son una joyas, explicó la mamá a otro medio.

El retinoblastoma es un tumor cancerígeno que se desarrolla en la retina y afecta especialmente a menores de 15 años, el cual ocurre en 4 de cada millón de niños. Es causado por una mutación genética de la proteína Rb.

Los médicos explican que es muy raro que tres hermanos tengan el mismo tipo de cáncer y que solamente se necesita que uno de los padres tengan un gen con esta mutación para heredárselo a sus hijos.

Debido a su historial todos fueron diagnosticados a muy temprana edad. Algo que le salvó la vida

A Tristen se lo diagnosticaron a las 4 semanas de vida, a Caison cuando nació y aunque Carter nació libre de cáncer a los 6 meses le detectaron dos tumores en sus ojos.

Aunque el tratamiento del pequeño Carter acaban de iniciar sus padres explicaron que Tristen y Caison están muy bien ya que no han aparecido nuevos tumores en mucho tiempo. Además los médicos los vigilan de cerca todo el tiempo.

-Publicidad-

Nuestras Noticias