Inicio Nacionales

Transportistas de Nicaragua denuncian que tranques están estrangulando al pueblo trabajador

150

Los tranques que se han instalado en distintos lugares del país, están afectando la libre movilización, el derecho al trabajo, la salud y la economía de las familias nicaragüenses.

Así lo expresó este miércoles el doctor Luis Jiménez, representante del Consejo Superior del Transporte de Nicaragua, durante su comparecencia en la Mesa de Diálogo Nacional.

Jiménez afirmó que ellos tienen 25 mil taxistas y 5 mil buses que representan 78 mil empleos directos, a quienes se les está violentando su derecho al trabajo. “Somos los que movemos la microeconomía”, expresó.

“Nosotros estamos estrangulados económicamente. Tenemos pérdidas arriba de 20 millones de dólares. Estamos hablando de 5 mil unidades de transporte” que trabajan parcialmente bajo amenazas, indicó.

Subrayó que en cada tranque los conductores corren diferentes riesgos, al igual que los pasajeros.

“Nosotros les instamos de manera categórica a que se quiten los tranques que violentan nuestro sagrado derecho al trabajo y a la libre circulación”, subrayó.

Allan Vargas, también transportista, refirió que lo que quiere el sector es trabajar con tranquilidad.

“Mucha gente está molesta, está enojada, pero mucha gente está comenzando a padecer hambre también, ya han muerto gente por estar en los tranques”, manifestó.

Recordó que la mayoría del sector transporte lo que quiere es seguir trabajando, y puso como ejemplo que la semana pasada un reducido grupo de taxistas quisieron paralizar el transporte en Managua, agrediendo a 146 personas, 46 vehículos y quemaron 400 torres.

Por su parte, Danilo Sánchez, dirigente del Transporte Urbano Colectivo, pidió que los dejen trabajar en paz para así brindar el servicio a la población.

“Nosotros necesitamos la paz, no podemos trabajar así como hemos estado trabajando con los buses, que nos trancan a cada rato, la población está golpeada”, manifestó Sánchez.

Ismael Blanco, otro de los transportistas, subrayó que con los tranques “al único que están afectando es al pueblo”, ya que en estos días los precios de los productos básicos han encarecido su precio.

Igualmente denunció el cobro de peaje en los tranques, como en el de Las Maderas, donde a los transportistas les han cobrado hasta 500 córdobas por dejarlos pasar.