Tico descubrió que era un “santo cachón”, pura vida mae

Más Leídas

ticoComo una novela al estilo mexicana, un tiquillo se chivió tras la sospecha de que su amada mujer le ponía “los cachos”, la investigó y al darse cuenta que era “el santo cachón” la arrastró por más de 15 kilómetros subida en la coraza del carro.

Este vergonzoso caso ocurrió en Veracruz, a 2 kilómetros de San Carlos, provincia de Costa Rica. El tiquillo sospechaba que su amante querida le ponía “los cachos”, al parecer la fémina ya no estaba interesada ni en sus caricias, ni en sus besos, entonces el “pura vida mae” quien es guarda de seguridad le comentó al patrón que algo raro ocurría con su mujercita.

-Publicidad-

El patroncito como era muy bueno, le dijo que le estaban poniendo “los cachos” y le aconsejó que pusiera una cámara de seguridad en el cuarto para vigilar a su amada mujer.

“El santo cachón” hizo todo lo que el jefe le recomendó y al llegar al día siguiente de trabajar lo primero que hizo fue ver el video de la cámara y vio cómo su adorable mujer le ponía el cuerno con el donjuán que llegaba por las noches a darle cariño aprovechando que él estaba en el trabajo.

“El pura vida mae” (tiqullo) que ahora es todo un santo cachón e indignado al descubrir que era “el venado” enchilado se fue a buscar a su mujer, quien había salido como todos los días de su casa, la encontró en un bar con su querido.

El costarricense que a esa hora quedó completamente convencido que era “el santo cachón” del sector, armó tremendo escándalo con el donjuán, tomó a la mujer por la fuerza y la metió al carro, pero cuando iban para la casa, a arreglar sus diferencias maritales, retornó para buscar al amante que le endulzó el oído a su mujer y para terminar el asunto como todo cachudo lo haría (a los trancazos).

La mujer aprovechó la oportunidad para bajarse del carro, se subió a la coraza, según ella, para evitar que su marido “el santo cachón” se tromponeara como todo despechado con su amante, la sorpresa más grande fue que el tiquillo no se detuvo para nada, más bien se la llevó arriba de la coraza por 15 kilómetros.

Cuando iban de camino al bar, el amante quien conducía el carro de la mujer, decidió ir a buscarla a la princesa y a medio camino se los topó, como vio a su amada corriendo peligro en la coraza del vehículo intentó frenar de golpe y terminó volcándose.

Las autoridades policiales de Costa Rica llegaron al lugar para darle solución al trio pasional, pero el pobre cachudo salió huyendo por unos piñales, la dueña de sus sueños (mujer) pondría una denuncia por violencia domestica y el donjuán quedó descachipirulado.

 

“Alertas
Síguenos en Google News

Cuentos de Don Otto

El garrote del loco | Lencho Catarran

El garrote del loco | Lencho Catarran

Nuestras Noticias