Suspenden personería jurídica a organizaciones que estaban en irregularidad

Más Leídas

Durante la sesión parlamentaria de este miércoles los diputados aprobaron la cancelación de la personalidad jurídica a 24 organizaciones no gubernamentales que en su mayoría ya no estaban funcionando, no tenían representantes acreditados ante las autoridades o no estaban cumpliendo las leyes de la materia.

La decisión tomada por la Asamblea fue a solicitud del Ministerio de Gobernación que detalló los nombres de cada organismo y las condiciones en que se encontraba de acuerdo a la Ley de Registro y Control de Organismos sin Fines de Lucro y la Ley de Agentes Extranjeros.

Entre las entidades se encuentran la Asociación de Padres de Familia y Educadores del Colegio Calazans; la Asociación Nicaragüense de Neurología; la Asociación Acción Internacional por la Salud de Nicaragua; la Asociación Nicaragüense de Diabetología; la Asociación Nicaragüense de Neurología; la Asociación Nicaragüense de Climaterio y Menopausia; la Asociación Hogar de Esperanza; la Asociación Urológica de Nicaragua; la Fundación Piera y Antonio Pereiro; la Asociación de Pobladores del Residencial Lomas de Monte Verde; la Asociación Liga Nacional contra la Leucemia y el Cáncer del Niño y la Asociación Sociedad Nicaragüense de Medicina General, entre otras.

El diputado y tercer vicepresidente de la junta directiva de la Asamblea Nacional, Wilfredo Navarro, resaltó que todas estas organizaciones o entidades por norma legal tenían que cumplir con las leyes nacionales y en especial la relacionada con la personería jurídica.

“Esta ley establece una serie de condiciones y requisitos que se deben llenar, primero para el desarrollo de la personería jurídica, pero además para complementar su existencia y llenar requisitos administrativos. Esto tiene que ver con registro ante Gobernación de su Junta Directiva, la presentación y requisitos que se le exigen y además, ahora todo organismo que recibe dinero del extranjero tiene que, de acuerdo a la ley, que es una ley que existe en Estados Unidos, en Francia, Europa o en la mayoría de países del mundo, que obliga a que las personas jurídicas que reciben dinero del extranjero tienen que registrarse para determinar el destino y objetivo de esos fondos”, explicó Navarro.

Agregó que muchas organizaciones en la práctica obtienen la personería jurídica para gestionar fondos “y la mayoría no obtiene esos recursos y la mayoría se queda sin llenar los requisitos de fondo y necesariamente el Migob tiene que supervisar estas personerías y tienen obstáculos en el manejo y supervisión porque hay miles de personerías que no están llenando los requisitos. Estas ONG (…) no tenían ninguna actividad jurídica, utilizan el sombrero de la ONG consiguen fondos y se los meten a la bolsa, los reparten o hacen cualquier cosa. Lo que se quiere es sacar de los registros del Migob a aquellas que no llenan los requisitos o no están funcionando”.

En la misma sesión plenaria también se aprobaron personerías jurídicas a organizaciones de iglesias cristianas y evangélicas.

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Artículos recientes