Sujeto que estaba depredando Bosawás es condenado a 6 años de cárcel

Más Leídas

El Juez de Distrito Penal de Siuna, Triángulo Minero, Felipe Úbeda Prudo, condenó a 6 años de prisión y mil días multa a Ramón Francisco Torres Urbina, tras ser hallado culpable de los delitos de corte, aprovechamiento y tala de árboles en vertientes y pendientes en perjuicio del estado de Nicaragua.

Ramón Francisco Torres Urbina fue condenado a 6 años por depredar el corazón de Bosawás, en Nicaragua
Ramón Francisco Torres Urbina fue condenado a 6 años por depredar el corazón de Bosawás, en Nicaragua

Por el primer delito, el judicial dictó una pena de 4 años de prisión y 500 días multas, mientras que por el segundo le sumó 2 años y 500 días multas, para un total de 6 años de prisión que deberá cumplir en el orden de su respectiva gravedad en el sistema penitenciario de Matagalpa.

-Publicidad-

Torres Urbina deberá a demás cancelar un total de 49 mil 860 córdobas en las cuentas del Sistema Penitenciario, correspondiente a los días multas.

El judicial ordenó también a Torres Urbina restituir y reparar los daños ambientales causados, por ser autor directo.

De acuerdo al principio de proporcionalidad de su culpabilidad, deberá cumplir con las medidas de restitución del daño causado mediante el retiro voluntario del lugar, desmantelar todas las obras construidas por el acusado y la reparación del daño ambiental causado, mediante la siembra de árboles autóctonos de la zona.

El judicial advirtió que el caso que no pueda cumplir con una u otra de las medidas, se le ordena la compensación del daño ambiental causado, mediante la acción civil correspondiente.

La acusación fiscal señala que el 31 de enero del 2015 Torres Urbina realizó la compra de 83 manzanas de tierra en la comunidad Mistruk, aun sabiendo que estas pertenecen a la Reserva Natural Cerro Banacruz, de la Reserva de Biósfera Bosawas.

Agrega la denuncia que desde el 15 de enero del 2020 hasta mediados de marzo el acusado con el apoyo de dos desconocidos empezaron a cortar árboles con motosierras en el cerro Banacruz, con el fin de usar el área para cultivos de cacao y café, procediendo en la primera semana de marzo a prender fuego, provocando un incendio forestal en dos manzanas y medias de extensión.

Ante los hechos, el MARENA, el procurador y la Policía, realizaron inspección en la Reserva verificando en el sector de Mistruk, una quema y tala de gran cantidad de árboles por una extensión de 12 manzanas de tierras a orillas de una fuente hídrica.

El informe técnico de la comisión determinó que este acto tendrá una afectación significativa en las corrientes de agua y la disminución del viento, el contenido de minerales y materia orgánica de las áreas deforestadas.

De acuerdo a los expertos estos daños en la zona núcleo y área de recarga hídrica superior a los 500 metros de altura constituyen una amenaza inminente a los ecosistemas y principales fuentes de agua que sustenta a comunidades aledañas y el municipio de Siuna.



“Alertas
Síguenos en Google News

Cuentos de Don Otto

El garrote del loco | Lencho Catarran

El garrote del loco | Lencho Catarran

Nuestras Noticias