Inicio Managua

Sesentón expiró en el Lenin Fonseca tras quedar como antorcha humana por explosión de gasolina

226
Compartir

 

 

José Antonio Ríos Espinoza, de 62 años, pereció en el Hospital Lenin Fonseca debido a las quemaduras de segundo y tercer grado que sufrió al explotar un recipiente con gasolina cuando reparaba un vehículo el pasado 8 de marzo.

A causa de la explosión, José Antonio quedó prendido como antorcha humana por lo que las personas que estaban en el lugar apagaron las llamas y lo trasladaron al Lenin Fonseca, donde batalló por su vida durante 12 días.

Don José Antonio habitaba en el barrio Martha Quezada, hacia donde fueron trasladados sus restos para velarlo y posteriormente darle cristiana sepultura.