Inicio Destacadas

Sepultan sin la presencia de sus hijos, a jinotegana asfixiada por su cónyuge en la ciudad de Estelí

11495
Compartir

Con la ausencia de sus dos hijos, y el acompañamiento de algunos familiares, vecinos y amigos, la tarde de este sábado fueron sepultados en el cementerio de Estelí, los restos mortales de Ruth Jennifer Lumbí Blandón, quien fue asfixiada la mañana de ayer por su cónyuge en el apartamento que habitaban.

Kenia Blandón, hermana de la víctima, denunció que junto a otros familiares viajaron al barrio Waspán Sur, de Managua, con la intención de que los niños de Ruth estuvieran presentes en el sepelio de su madre, sin embargo la abuela paterna Reina Isabel Zamorán, se negó a prestarlos.

Kenia dijo que junto a otros familiares llegó a la casa de la madre de Eddy José Noguera Zamorán, el femicida confeso, para que permitieran a los niños de 5 y 7 años, procreados por la pareja, asistir al entierro de su madre, sin embargo su solicitud fue rechazada a pesar del llanto de los pequeños.

Luego de obtener la respuesta negativa, Kenia y sus parientes se dirigieron a la Policía y les orientaron dirigirse al Ministerio de la Familia para exponer el caso.

Ruth Lumbí, de 32 años de edad, fue encontrada asfixiada en un sofá la mañana del viernes en el apartamento que alquilaba en el barrio Omar Torrijos, de la ciudad de Estelí, en donde habitaba con Eddy José Noguera, de 37 años, con quien tenía 12 años de convivencia.

La víctima trabajaba como obrera en una tabacalera, y Eddy José como chofer de transporte pesado, en un empresa de donde lo habían despedido “por problemas” seis días atrás.

Luego de ser capturado por la Policía, Eddy Noguera admitió el crimen y añadió que después de matar a su pareja despertó a sus hijos, y los envió sin compañía a Managua en un autobús para que fueran recogidos en la COTRAN por su abuela paterna.

Aunque Ruth Lumbí era originaria de Jinotega, fue sepultada en Estelí con el apoyo de las autoridades municipales y sus compañeros de trabajo, ante las dificultades que tenía su hermana y otros parientes de enterrarla en otro lugar.

Compartir