Inicio Curiosas YA

Se tatuó el globo ocular y quedó parcialmente ciega

375

Una reconocida modelo canadiense, residente en Ottawa, decidió “tatuarse” el globo ocular, un procedimiento llamado “manchas de esclerótica”, a través del cual se inyecta tinta en la parte blanca del ojo.

El día del procedimiento, la tinta púrpura salió de su ojo y se deslizó por su mejilla. Al día siguiente, el ojo estaba hinchado, se infectó y tenía fuertes dolores. Tres semanas después, la inflamación interna permanecía y los médicos le advirtieron que corría riesgo de quedarse permanentemente ciega del ojo que había quedado dañado.

Según la joven que ha realizado varias publicaciones en su cuenta de Facebook acerca de la evolución de su ojo. En el hospital le recetaron gran cantidad de gotas para los ojos, antibióticos y esteroides para reducir la inflamación.

“No estoy compartiendo esto para provocar más problemas, estoy compartiendo esto para advertir a la gente que investigue con quién realiza estos procedimientos y cómo debería hacerse correctamente”, escribió.

Here's a video of how it is currently. As I said in my earlier update, the top has not gone down in days now..

Posted by Catt Gallinger on Thursday, October 12, 2017

Gallinger acusó a su ex novio quien fue el encargado de tatuar su globo ocular, pues falsificó documentos de supuestas capacitaciones, por lo que aseguró que estaba planeando emprender acciones legales.

“El procedimiento fue realizado por alguien que me dijo que tenía experiencia. Es mi culpa haberle creído”, agregó al respecto.

“Ella tiene unos 25 tatuajes en su cuerpo y ha tenido que someterse a otro procedimiento muy arriesgado para separarse la lengua y parecer un bífido. Así que hacerse un tatuaje en el ojo parecía que era el siguiente paso… Gallinger no hizo lo suficiente, no investigó y cedió a la presión de su novio”, dijo la revista.

Posted by Catt Gallinger on Thursday, October 12, 2017

“Durante el procedimiento, Gallinger dijo que él cometió muchos errores. No mezcló la tinta con ninguna solución salina. Usó una aguja grande en vez de una pequeña, lo que hizo una perforación demasiado profunda en el ojo. En lugar de tomar pequeñas dosis, Gallinger solo tomó una gran inyección durante una sesión de diez minutos”, agregaba.

Ni Gallinger ni la persona que ella había nombrado respondieron a las peticiones de entrevista de The Washington Post.

En su última actualización, Gallinger describió entre lágrimas su dolor como algo “insoportable” y esperaba someterse a una cirugía para eliminar el exceso de tinta que había en su ojo.

I feel it's important to say this..

Posted by Catt Gallinger on Wednesday, October 11, 2017

“Hoy ha sido un día muy doloroso para mi ojo. Es insoportable, parece que te están acuchillando”, confesó.