Inicio Internacionales

El sangriento Jueves Santo al que se someten los penitentes en Filipinas (+FOTOS)

406

Miles de filipinos se congregaron para celebrar el Jueves Santo en las afueras de Manila y en San Fernando, famosa por los sangrientos rituales con los que los penitentes emulan el calvario de Cristo.

Hombres de todas las edades fueron llegando descalzos a la catedral de San Fernando, situada a unos 62 kilómetros al norte de Manila, muchos de ellos flagelándose la espalda con un látigo mientras inician los ritos de la Semana Santa en el culto católico.

“Lo hago para limpiar mis pecados”, aseguró a la agencia EFE uno de los penitentes, Rynande Guindoi, que marchaba látigo en mano y con el torso descubierto y el rostro tapado por un pañuelo.

Para el Viernes Santo está previsto que más de una decena de penitentes se haga crucificar con clavos en la localidad de San Pedro Cutud, situada a 16 kilómetros de San Fernando.

Las crucifixiones en este pueblo atraen cada año a multitudes de locales y turistas, a pesar de que la Iglesia católica trata de disuadir a sus feligreses de este tipo de rituales sangrientos.