Inicio Rivas

Rivense espero a estar “solitario en la llanura” para ahorcarse en su casa

233
Compartir

El rivense Pedro Alberto Obando Umaña, de 35 años de edad, se convirtió en el suicida número 65 que se marcha de este mundo por la puerta falsa, al colgarse de una de las vigas de su cuarto con una sábana amarrada a su cuello.

El cadáver fue encontrado por un primo de 17 años quien al ver nadie abría la puerta, se tiró la tapia de la vivienda ubicada frente al tanque de agua de la comarca Nacascolo, en San Juan del Sur, y se encontró con la piñata humana.

El comisionado mayor Sergio Gutiérrez, jefe de la policía en Rivas, confirmó que después de examinar el cadáver de Pedro Alberto Obando Umaña, la médico forense Vanessa Arcía, determinó una muerte por asfixia mecánica por ahorcamiento.