Inicio Económicas y Empresariales YA

Reportan menos afectaciones por el pulgón amarillo en Nicaragua

51
Compartir
Productor de Sorgo en Nicaragua
Productor de Sorgo en Nicaragua

La aplicación del programa IMPULSOR, financiado por Cargill y TechnoServe, sobre la presencia de la plaga del pulgón amarillo redujo las afectaciones en el rendimiento productivo de las cosechas de sorgo en el ciclo 2017-2018 en Nicaragua.

Este programa inició en el año 2016 para que grandes, medianos y pequeños productores fuesen alertados, informados y capacitados sobre la presencia, daños y el control de la plaga para evitar daños durante la plantación y la maduración de la panoja, informó María Nelly Rivas, directora de Asuntos Corporativos Cargill Centroamérica.

El acompañamiento dado por el programa IMPULSOR estuvo respaldado por dos especialistas mexicanos que brindaron capacitación y asistencia técnica en el campo. Como resultado de este esfuerzo la producción de sorgo de los productores atendidos presentó muy bajos niveles de presencia de la plaga y dónde se localizó fue rápidamente controlado. La cosecha de sorgo inició en la segunda quincena de diciembre y concluyó en la tercera semana de enero.

El programa IMPULSOR promueve el uso de mejores prácticas agrícolas que contribuyan a mejorar la productividad y rentabilidad del cultivo, brinda apoyo al sector privado en el desarrollo y validación, así como la producción de semilla híbrida de sorgo de alta calidad, que ahora está disponible a menor costo y es producida en Nicaragua bajo sistemas de siembra adaptados para reducir el impacto del cambio climático.

A través del programa se instó a los productores a la siembra de la semilla híbrida IMPULSOR, la primera tropicalizada que se desarrolla en Centroamérica, y ahora cultivada a escala en la postrera del 2017.

Durante este período fueron sembradas 1,455 manzanas con el híbrido Impulsor, de las que se espera un rendimiento de 65 quintales por manzana aproximadamente, para las que existe el compromiso de compra de Cargill, luego de la firma de contratos con pequeños y grandes productores.

La semilla, que pasó por un proceso de validación en numerosas parcelas demostrativas en diversos lugares, fue cosechada y distribuida por la empresa aliada del programa, Semillas Mejoradas S.A. (SEMSA) y por la Asociación Nacional de Productores de Sorgo (ANPROSOR).

Esta última logró tener un precio de hasta un 50 por ciento menos en su costo, respecto de otras que tradicionalmente se usan en el país.

Por esta vía, la semilla IMPULSOR fue vendida a pequeños y grandes productores.  La compra de sorgo por parte de Cargill a pequeños productores está contribuyendo a la estabilización del mercado y la generación de mejores ganancias para los sorgueros que cuentan desde un cuarto hasta 3 manzanas, dijo Daniel Sacasa, Gerente Regional de Riesgo de Cargill.

Por su parte René Clará, director del Programa IMPULSOR expresó que la calidad de los cultivos ha mejorado mucho en relación a métodos de siembra. La mínima y cero labranzas, promovida por el programa, aumentó en un 30 por ciento aproximadamente.

Otros resultados del Programa IMPULSOR, durante el último año de ejecución, son: mejoramiento en el control de malezas, plagas y enfermedades, especialmente en el control del pulgón amarillo y un mayor ahorro sobre los costos de producción por manzana en fertilización.

Durante este período también se realizó, en coordinación con grandes productores, la validación de dos nuevos híbridos, los que mostraron resultados positivos de desarrollo genético en su potencial de rendimiento, calidad de granos, adaptación tropical, tolerancia al acame y enfermedades foliares.

Compartir