Realizan monitoreo de gases en zonas cercanas a Apoyeque y Momotombo

Más Leídas

11609Un grupo de expertos en vulcanología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), con apoyo de sus homólogos salvadoreños, se dispusieron la mañana de este domingo 20 de abril a realizar una serie de estudios en distintos puntos cercanos a los volcanes Momotombo y Apoyeque a fin de determinar la presencia de anomalías que podrían indicar una relación entre estos y los sismos ocurridos durante la última semana en el país.

El Dióxido de Carbono (CO2) es uno de los elementos que los expertos se han dado a la tarea de medir e identificar al realizar dichos estudios dentro del Lago Xolotlán, la Isla Momotombito, el Volcán Momotombo y la zona costera del municipio de Mateare, a unos 15 kilómetros de la Península de Chiltepe.

Venancio Henríquez Miranda, vulcanólogo de la Universidad de El Salvador, explicó que el estudio lo están realizando para medir los gases difusos que puedan estar emergiendo del suelo hacia la atmósfera en áreas volcánicas y de esa forma determinar anomalías, las que hasta el momento no se han presentado, dado que los niveles de Dióxido de Carbono están por debajo de 1 PPM/s (Partes por Millón por Segundo).

Henríquez señaló que de encontrar valores significativos se podría estar hablando de una posible anomalía en el área volcánica, pero ello ocurriría si se encontraran valores arriba de 10 PPM/s, “por el momento estaríamos ubicando una línea base y un indicador, por el momento no tenemos ninguna anomalía asociada al volcán, es desde la óptica de gases”.

“Del El Salvador se trajeron dos equipos que vamos a hacer un barrido en la búsqueda de gases en el sector de Momotombo y Momotombito, un trabajo largo durante toda la semana porque queremos barrer toda la superficie entre todo el Volcán Momotombo, Apoyeque y sus alrededores, buscando gases que emanen de la tierra, es un instrumental equipado para esas condiciones que nos permitan detectar si vienen directamente de algún fenómeno que pueda venir de abajo y no de los gases que salen de la fumarola que son normales y descartar el problema”, manifestó José Antonio Milán Pérez, colaborador salvadoreño.

Apoyo salvadoreño contribuirá a mejorar vigilancia volcánica

Por su parte, Julio Álvarez, responsable de la Dirección de Vulcanología del Ineter, manifestó que con el apoyo de los científicos salvadoreños en este estudio se podrá correlacionar la actividad sísmica y volcánica, determinar si la actividad sísmica corresponde a un asunto tectónico o a la reactivación del Volcán Apoyeque.

“Pero en este sentido los resultados preliminares no dan indicios de que al menos esta área que hemos venido monitoreando indiquen que tenga que ver con actividad volcánica. Vamos a ir haciendo anillos de medición hasta llegar a un punto cercano del volcán y ver el comportamiento en diferentes zonas del Volcán Apoyeque”, indicó Álvarez.

El directivo de Ineter aseguró que una vez se finalice el estudio se realizará un informe técnico en el que se evaluará los perfiles que se están llevando a cabo los cuatro puntos de medición cercanos a Apoyeque y Momotombo.

“La idea es hacer una serie de perfiles rodeando el volcán, en este momento estamos haciendo el de mayor radio, vamos a ir haciendo círculos, acercándonos para de esa manera tener una visión de cómo está la emisión de gases en esta área”, finalizó el experto salvadoreño.

No se puede determinar actividad volcánica

Otro equipo que evaluó la situación dentro del Lago de Managua también analizó la presencia de CO2 en el agua en dirección a la atmosfera en búsqueda de comprobar las condiciones normales del cuerpo de agua y ratificar el descarte de una actividad volcánica.

“Con esto no estoy diciendo que existe la posibilidad de que una erupción volcánica se dé en este momento, al contrario, Ineter ha dicho que se trata de un enjambre sísmico de movimientos de las capas que forman la corteza terrestre en Nicaragua pero al mismo tiempo estamos aprovechando de chequear como están las estructuras volcánicas cerca del Lago”, indicó el experto.

Martha Ibarra, de la Dirección de Geofísica de Ineter, detalló que con el Lago también están midiendo el flujo difuso de Dióxido de Carbono para ver cómo está y si existe la posibilidad de que si tiene alguna reacción con actividad volcánica.

Se encuentra racimo de fallas en Momotombito

Francisco Aragón, profesor de la Universidad de El Salvador, aseguró que estos estudios permitirán contar con información para futuras crisis naturales, de modo que se tendrá disponible datos de referencia sobre la situación que se presentó en la Isla Momotombito, sitio donde se encontró un racimo de fallas geológicas que están atravesando el sector.

“Hemos medido el rumbo de esas fallas para mapearlas y también para en el futuro tenerlas en cuenta en caso de activación de este volcán, porque si se activa sabemos que hay un conjunto de fallas importantes por donde esperaríamos flujos de lava”, dijo Aragón.

Aragón añadió que la información será de utilidad para apoyar el programa que permita descartar amenazas volcánicas y de no encontrarse emisión importante de CO2 se podría pensar que lo que se tiene es una anomalía sísmica que podría estar asociada.

“Lo más importante es que tenemos puntos de partida que en un futuro los podemos replicar y que nos pueden servir de referencia para ver otros incrementos en el tiempo. Vamos a empezar a construir las líneas bases en otros parámetros geofísicos, geoquímicos que nos permitan tener mejor controladas las amenazas volcánicas y fortalecerá el sistema de alerta temprana”, comentó el científico salvadoreño.

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Artículos recientes