Inicio Nacionales

Perú expresa su solidaridad con Nicaragua

161

Desde la Casa de las Religiosas del Sagrado Corazón de Jesús amigos, colaboradores y mariateguistas acompañaron con oraciones a la Embajadora de Nicaragua, Marcela Pérez como muestra de solidaridad con nuestro pueblo.

Nicaragua y Perú llevan muchos años construyendo lazos de hermandad y solidaridad por eso transmitieron el mensaje al pueblo nicaragüense de compromiso indoblegable de los peruanos en la defensa de la revolución.

A continuación el mensaje íntegro:

UNA ORACIÓN POR LA PAZ EN NICARAGUA
Palabras de Mocha García Naranjo

Queremos darle las gracias a Milagros Valdeavellano, una mujer que ha dedicado su vida definitivamente a la causa de los más, desde sus sentimientos, desde su compromiso, con sus hermanas, con su madre, con su familia…

Un agradecimiento a Flor de María González, secretaria del Partido Comunista Peruano, que nos ha leído este texto del Papa Francisco.

Nosotros, peruanas y peruanos, venimos a decirle ¡Presente! a Marcela Pérez Silva, embajadora de Nicaragua. Venimos a decirle ¡Presente! a Sandino. Venimos a decirle ¡Presente! al FSLN. Venimos a decirle ¡Presente! al pueblo y al Gobierno de Nicaragua. Y venimos a decirle ¡Presente! a los constructores de la solidaridad.

Los que estamos acá, llevamos mas de 40 años de nuestra vida construyendo la solidaridad entre el Perú y Nicaragua. Esteban Pavletich fue para nosotros símbolo de esa lucha, símbolo de esa tribulación que nos mantiene unidos para siempre.

Pero ya Esteban había recorrido Nicaragua décadas atrás, como secretario de Sandino. Y él fue quien nos instruyó en el sandinismo para instaurar lo que inicialmente fue el Comité de Solidaridad con el Pueblo de Nicaragua, que luego lo sería de El Salvador y finalmente sería el Comité de Solidaridad con los Pueblos de América Latina y el Caribe, OSAC. Han pasado de ello más de 40 años y aquí estamos diciendo ¡Presentes!

Y decimos ¡Presente! porque para nosotros es irrenunciable la causa nicaragüense, la causa sandinista, porque es la causa del Perú. Es la causa de los mariateguistas. Es la causa de la solidaridad. Es la causa de los pueblos de América Latina. Es la causa de la lucha contra el imperio. Es la causa de la construcción de una sociedad más justa, más igualitaria, con más capacidad de conmoverse, con más capacidad de ser constructora de paz, de diálogo, de solidaridad entre los pueblos.

Estamos presentes, Marcela, para que transmitas a nombre de los amigos de Nicaragua, del pueblo de Perú, un conjunto de hombres y mujeres que representan el mundo de la cultura, de los cineastas, del arte, de los congresistas, de las embajadoras, de los embajadores, de los periodistas, de los músicos, de la prensa combativa que existe en el Perú. Tenemos también la presencia del congresista Dammert. Efectivamente el conjunto de la sociedad peruana se hace presente en un conjunto de peruanos que sabemos que frente a estas circunstancias debemos actuar, debemos alzar nuestras voces lo más claras posibles.

Indudablemente en nuestros países se lucha contra la pobreza, se lucha por mejores condiciones de vida, porque nuestros gobiernos alternativos han promovido la mejor vida para nuestros pueblos, el “vivir bien” como se diría en un lenguaje de los bolivianos, de los ecuatorianos. En un contexto en el que efectivamente sectores de la población nicaragüense demandaban a la seguridad social condiciones de negociación, se desató una crisis en la que efectivamente se gatillan intereses de los Estados Unidos, intereses del imperio, pretendiendo hacer una revuelta popular que enfrente al gobierno nicaragüense, sandinista, y a los propios intereses estratégicos de la población nicaragüense.

Tenemos que ser claros en el contexto que se da esta situación, porque este contexto de ofensiva imperial se da frente a Venezuela, frente a la propia Bolivia, pretendiendo hoy en día desinstalar UNASUR. En el momento en que la presidencia de UNASUR la tiene ni más ni menos que Evo Morales, cuyo mandato fue asumido recién el 17 de abril, es decir este mes. Y están queriéndolo hacer responsable de decisiones administrativas (…) Yo lo que quiero decir es que esta situación tiene que ver con un contexto de ofensiva reaccionaria, de pretensión de restauración conservadora en todos los pueblos.

Queremos nosotros venir a afirmar nuestro compromiso militante, nuestro compromiso de lucha, nuestro compromiso como hombres y mujeres que estamos comprometidos con cambios profundos, con cambios radicales, que se planteen desde modelos alternativos, porque indudablemente las condiciones de vida de nuestros pueblos tienen que ser cambiadas, mejoradas, y esto se hará con la lucha.

Nos duelen los muertos de Nicaragua. No vamos a dejar de mencionar que nos duelen los muertos de Nicaragua. Queremos saludar que se haya reinstalado una mesa de diálogo. Queremos saludar que el pueblo y Gobierno de Nicaragua también estén sentidos de lo que implica 40 muertos en una jornada de lucha. Saludamos que los detenidos estén fuera de las cárceles. Saludamos que esté abierta una mesa de diálogo. Saludamos que haya una búsqueda de una negociación por las vías políticas y no por las vías de las guarimbas. No por las vías de las revueltas, promovidas con fondos desde el Imperio que pretenden desestabilizarnos, como parte de una Patria Grande.

Lo fuimos desde siempre. Las fronteras no las creamos nosotros. Esta Patria es una Patria Grande que va a emerger, y no nos tenemos que amilanar por luchas y por ofensivas. Indudablemente pueden haber caído algunos Gobiernos en América Latina pero no han caído sus pueblos. Esos pueblos siguen luchando, siguen en jornadas de lucha, siguen planteándose alternativas nuevas, siguen planteando soluciones buscando nuevos gobiernos efectivamente, y efectivamente siguen luchando por gobierno y poder.

Transmite, Marcela, al pueblo de Nicaragua, al Gobierno de Nicaragua, al FSLN, el compromiso indoblegable de los peruanos y las peruanas, de defender la Revolución sandinista, la Revolución bolivariana, la Revolución del buen vivir, la Revolución de la paz de ciudadanos, y una Revolución mariateguista aquí en el Perú.

Un saludo, un abrazo, un afecto, un agradecimiento a Milagros por dejarnos usar este recinto, para poder mostrar a Marcela nuestros sentimientos por la Revolución sandinista.

¡Viva el FSLN!
¡Viva el pueblo y gobierno de Nicaragua!
¡Viva la amistad peruano-nicaraguense!

Lima, 26 de abril, 2018
Casa de las Religiosas del Sagrado Corazón de Jesús