Parlamento aprueba Ley de Regulación de Agentes Extranjeros para fortalecer soberanía de Nicaragua

Más Leídas

La Asamblea Nacional aprobó este jueves por mayoría de votos, la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros, con el objetivo de asegurar la soberanía, la estabilidad y la paz en Nicaragua, ante posibles acciones injerencistas financiadas desde el exterior.

Asamblea de Nicaragua
Asamblea de Nicaragua

La ley se sostiene en el artículo uno de la Constitución Política y el ocho de la de la Ley de Seguridad Soberana, y establece la inscripción de representantes extranjeros ante el Ministerio de Gobernación, además de reportar sus actividades y los recursos recibidos desde el exterior.

-Publicidad-

El diputado José Figueroa, vicepresidente de la Comisión Económica, explicó que la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros establece un marco jurídico a las personas naturales y jurídicas que responden a intereses y financiamiento extranjero.

Esto es con el fin de evitar que utilicen esos recursos para actividades que deriven en injerencias de gobiernos u organizaciones extranjeras en los asuntos internos de Nicaragua poniendo en riesgo la seguridad soberana de la nación.

Con ésta norma jurídica las personas naturales y jurídicas que responden a intereses y financiamiento extranjeros están obligados a inscribirse en el Registro de Agentes Extranjeros del Ministerio de Gobernación que es la entidad facultada para regular, supervisar y sancionar en esta materia.

La ley no afecta a los pensionados extranjeros, a quienes reciben remesas familiares, a las empresas productivas y comerciales extranjeras, las fábricas y cadenas de supermercados, las inversiones extranjeras y sus trabajadores, y a los prestadores de servicios de esas empresas.

También están exentas las personas que desarrollan actividades económicas, comerciales y productivas en base a tratados internacionales como el TLC o los acuerdos de asociación.

El total de diputados de la Asamblea Nacional saben que muchos países cuentan en la actualidad con una legislación semejante, entre los que se encuentran Brasil y los mismos Estados Unidos.

La independencia, la soberanía y la autodeterminación nacional, son derechos irrenunciables del pueblo y fundamentos de la nación nicaragüense. Toda injerencia extranjera en los asuntos internos de Nicaragua o cualquier intento de menoscabar esos derechos, atenta contra la vida del pueblo. Es deber de todos los nicaragüenses preservar y defender esos derechos.


“Alertas
Síguenos en Google News

Cuentos de Don Otto

El garrote del loco | Lencho Catarran

El garrote del loco | Lencho Catarran

Nuestras Noticias