Inicio Internacionales

Operativo contra cártel mexicano sigue en busca de número dos del “Chapo”

148
Compartir

El operativo contra el poderoso cártel de Sinaloa continúa para capturar al veterano capo Ismael “El Mayo” Zambada, el número dos y posible sucesor al frente de la organización del ya detenido Joaquín “El Chapo” Guzmán, dijeron el domingo a la AFP fuentes oficiales.

“El proceso continúa contra la organización. Uno de los objetivos ahora sería “El Mayo”, dijo una autoridad ministerial de la fiscalía que prefirió no ser identificada.

La fuente señaló que el mismo sábado, cuando fue capturado “El Chapo” en la ciudad portuaria de Mazatlán (Sinaloa, noroeste), “ya hubo algún otro cateo”.

Fuerzas de seguridad mexicanas lanzaron el 13 de febrero un fuerte operativo en Culiacán, capital de Sinaloa, con la colaboración de agencias de inteligencia estadounidenses.

Entre las 13 personas detenidas desde entonces, incluido Guzmán, hay cercanos colaboradores y jefes de seguridad de “El Mayo”.

Zambada “definitivamente podría estar en la zona (…) Los operativos continúan en Culiacán y Sinaloa y más ahora, que podría haber algunas acciones después de la declaración que hagan Guzmán y otros detenidos”, dijo la fuente ministerial.

Medios mexicanos aseguraban en días anteriores que el propósito del operativo era la detención de “El Mayo”, hasta que se conoció la sorpresiva captura de su jefe “El Chapo”, el narcotraficante más buscado del mundo.

Según reportó la fiscalía, Guzmán fue perseguido por varios domicilios de Culiacán y logró escapar por túneles secretos y alcantarillas hasta huir de la ciudad y resguardarse en Mazatlán, donde fue finalmente atrapado en un condominio de apartamentos.

Este domingo, el legislador estadounidense Michael McCaul, presidente del Comité de Seguridad Interior del Congreso, dijo que Guzmán debe ser extraditado y juzgado en su país, que había ofrecido por él una recompensa de 5 millones de dólares.

Fuentes de la fiscalía y la cancillería mexicana aseguran no tener conocimiento de que Estados Unidos haya pedido la extradición de Guzmán, cuyo cártel es el que más droga trafica a ese país, según ha señalado la Secretaría (ministerio) de Gobernación mexicana.

El capo tiene que concluir una pena de prisión de 20 años que se le dictó tras ser detenido en 1993 y que quedó interrumpida con su fuga en enero de 2001, dijo la fuente de la fiscalía.

Durante sus años de fugitivo, la justicia mexicana decretó otras seis nuevas órdenes de detención de Guzmán con cargos de delitos contra la salud (narcotráfico), manejo de recursos de procedencia ilícita, delincuencia organizada y posesión de armas de uso exclusivo de las fuerzas armadas, enumeró.

Entre los cargos por los que nuevamente puede ser procesado Guzmán no está el de homicidio, señaló.