Nicaragüense resulta quemado por salvar a un anciano en Costa Rica

Más Leídas

Con quemaduras en el cuerpo resultó el nicaragüense Mauricio Acosta Duarte, de 34 años, al rescatar al anciano Anael Molina Sánchez, de 91 años, quien casi muere calcinado luego que su sobrino le prendió fuego a su casa y una cuartería en el barrio San Francisco en Los Diques de El Tejar, Cartago, Costa Rica.

Don Anael padece de un cáncer terminal y al momento del incendio se encontraba con su esposa Mireya Quiroz Vargas, de 63 años, en el inmueble que fue arrasado por las voraces llamas.

El nica dijo que estaba acostado cuando se percató del incendio y comenzó a gritar para que los otros inquilinos se levantaran.

“Llamé a la señora que me alquila para que sacara al señor, ella me abrió y con el hermano de ella me metí a sacarlo a como pudimos. Me queme las nalgas, los brazos, las piernas”, dijo el coterráneo.

Debido al incendio, Mauricio Acosta Duarte perdió sus documentos, toda su ropa y para ir al hospital a recibir atención médica una vecina le regaló un pantalón.

Acosta trabaja en construcción, tiene 5 años de vivir en Costa Rica, es padre de un niño de 3 años y se encuentra en proceso de obtener la residencia.

La pareja de adultos mayores eran los dueños de la propiedad que se quemó y subsistían del dinero que obtenían del alquiler de cuartos que fueron también consumidos por las llamas, dejando a 20 personas en la vil y perra calle.

Después de hacer el daño, el presunto responsable desapareció y ahora serán las autoridades quienes se encarguen de esclarecer lo ocurrido.

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Artículos recientes