Nicaragüense mató a su jefe y durmió con el cuerpo en Heredia, Costa Rica

Más Leídas

Como si fuese una película de terror, el pinolero Gilberto José Corea Robles de 46 años, acabó con la vida de su jefe, compatriota, y amigo, Sebastián Dávila Castellón de 46 años, al asestarle múltiples puñaladas en el rostro, hecho ocurrido en Golfito del distrito de Cureña en Sarapiquí, Heredia.

La espantosa escena ocurrió al medio día de este viernes cuando ambos Nicaragüenses tomaban licor en la vivienda donde residían.

Se presume que en medio de la riña, Corea Robles tomó un arma punzocortante y atacó en repetidas ocasiones a su patrón desfigurándole la cara.


Acto seguido y sin remordimiento, el sospechoso acostó en la cama al fallecido y le puso varias camisas y trapos encima para ocultarlo.

Con sangre fría el supuesto asesino salió de la casa donde estaban y se fue para un bar a tomar más licor, encontrándose con un conocido, ya con varias copas adentro, le confesó que mató a Dávila e incluso le enseñó una foto del cadáver que andaba en el celular.

Después el sospechoso se trasladó a la casa del homicidio como si nada hubiese pasado y se acostó a dormir en su habitación, donde fue capturado por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Tras encontrar el cuerpo los oficiales procedieron al levantamiento, trasladándolo a la Medicatura forense de la localidad.

En tanto las evidencias del delito, y al presunto autor del crimen fue remitido al Ministerio Publico, que se encargará de determinar su situación jurídica.

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Artículos recientes