El calvario de una nicaragüense que fue secuestrada por traficantes sexuales en Estados Unidos

Más Leídas

Rosa Castillo es la nicaragüense que logró escapar de traficantes sexuales que durante 14 años la mantuvieron en cautiverio para prostituirla en El Salvador, Honduras y México, cuando se supone debía ser llevada a Estados Unidos.

Rosa Castillo

El calvario de Rosa inició cuando ella tenía tan solo 12 años y fue mandada a traer desde Estados Unidos por su mamá con un “coyote”, pero nunca llegó.

-Publicidad-

Rosa fue vendida, por primera vez, a un grupo de 30 militares quienes la sometieron sexualmente a su gusto y antojo, a tal punto de dejarla inconsciente.

“Perdí la consciencia de lo que hacían con mi cuerpo, no soportaba. Volvía y me desmayaba. Cuando los sujetos terminaron, llamaron a mi “tratante” para que me recogiera, y después era llevada a otro lugar, relato la víctima.

Rosa agregó que sus verdugos la mantenían encerrada en una especie de jaula y cuando la ponían a trabajar debía entregar unos 800 dólares de ganancias, sino cumplía con esa cuota era golpeada salvajemente.

Durante esos años de maltrato y abusos, Rosa intentó escapar del lugar pero siempre era descubierta y por ello la golpeaban, en una ocasión le marcaron unos de sus senos.

Sin embargo tras quedar embarazada y tener a su bebé la motivó a intentar escapar por tercera vez, y que mejor situación que aprovechando la borrachera que se habían puesto sus verdugos durante una fiesta. “Metí a mi bebé en una maleta y salte una cerca”, aseguró.

Elementos de la Patrulla Fronteriza la rescataron y tras recepcionar su denuncia, lograron capturar a algunos de los agresores, quienes cumplen prisión.

Leer más: 250 corredores hicieron rugir los motores en Campeonato de Motovelocidad en Managua

“Alertas
Síguenos en Google News

Cuentos de Don Otto

El garrote del loco | Lencho Catarran

El garrote del loco | Lencho Catarran

Nuestras Noticias