Nicaragua, un país con un gobierno que apoya a los artesanos

Publicado el

Más Leídas

Hace muchos años Luis Chávez Delgadillo tuvo que salir de Nicaragua durante un período de gobierno neoliberal porque no había perspectivas de poder ganarse la vida. En México y Guatemala aprendió un oficio como artesano del cuero.

Luis chavez delgadillo
El artesano nicaragüense Luis Chávez Delgadillo

Sin embargo, hace seis años regresó a Nicaragua para descubrir un país muy diferente al que había dejado: uno que valora y apoya a quienes lo necesitan como es el caso de los artesanos.

Jorge Capelan entrevistó a Luis en el mercado de artesanías organizado por el Ministerio de Economía Familiar, Cooperativa, Comunitaria y Asociativa (MEFCCA) en el centro de la ciudad de León. El mercado es similar a los de muchos otros municipios del país.

“Soy originario de aquí de León. Hago artículos de cuero a mano – bolsos, carteras, carteras, carteras – utilizando materiales fabricados en Nicaragua”, explica Luis .

En Nicaragua [comparado con otros países de la región] tenemos esta gran ventaja de que MEFCCA nos apoya brindándonos puntos de venta y capacitación”.

Agrega que en otros países “el artesano queda relegado a un vendedor ambulante. Aquí lo que he visto, que es excepcional, es que se da apoyo a personas que realmente lo necesitan. No somos gente de negocios ni nada por el estilo. somos trabajadores autónomos, aprendiendo a formar una empresa y seguir progresando”.

Desde 2018, Nicaragua ha enfrentado un período difícil con un golpe fallido seguido de los huracanes de 2020 y la pandemia de coronavirus en 2020 y 2021.

No está muy al tanto del restablecimiento de relaciones con China y los recientes acuerdos firmados por Nicaragua y el gigante asiático, pero Luis ve el futuro con optimismo basado en su confianza en Dios, en los gobernantes del país y en su propia experiencia personal.

“¿Has visto alguna mejora en los últimos seis meses?” le preguntamos:

“Me di cuenta de que cuando volví a vender aquí en noviembre, sorpresivamente, la gente estaba comprando. Ha vuelto el turismo, menos que antes, pero los turistas están comprando cosas. Veremos qué [nivel] de actividad inyecta esto. Aunque no me compren a mí, le compran al vendedor de al lado, entonces hay un movimiento de capital”, explica.

Comentarios