Inicio Portada

Nicaragua firmará Acuerdo de París

71

En su mensaje durante al acto del 38 aniversario del Ministerio de Gobernación, el mandatario nicaragüense retomó el tema de la firma del Acuerdo de París, y la posición que Nicaragua adoptó tras conocer los estudios de la comunidad científica internacional que valoraban que las metas establecidas en el documento no son suficientes para frenar el proceso de destrucción del medio ambiente que conlleva al cambio climático. 

Sin embargo, ratificó que el país no se ha apartado del proceso del Acuerdo de París. “Seguimos participando en todas las convocatorias que derivan del Acuerdo de París para ir comprometiendo acciones. Entonces pensamos que es momento de que Nicaragua firme también el Acuerdo de París. Por lo tanto, nosotros en los próximos días, en las próximas semanas, estaremos firmando el acuerdo de Paris”, indicó.

Previo al anuncio, el Comandante Daniel recordó que el tema del medio ambiente, y las preocupaciones compartidas en el mundo sobre el tema hoy son un tema de vida o muerte.

“Esa reunión que se celebró en París, donde estaban todos los países, todas las naciones del planeta tierra, estaba también Nicaragua participando en esa reunión. ¿Por qué esa convocatoria, por qué esa gran preocupación? Porque los científicos han sido bien claros en señalar, los científicos de los países más desarrollados, los científicos que trabajan en la NASA, científicos europeos, todo el mundo coincide en que hay que detener el proceso de destrucción que lleva el planeta en cuanto nosotros mismos la especie humana, somos los que le estamos provocando, le estamos agregando a este proceso de destrucción”, explicó.

Recordó que de esa reunión salió el Acuerdo de París, ante el cual Nicaragua planteó que “no es un acuerdo que venga a ayudar a avanzar con la rapidez que demanda el daño que se está sufriendo en el planeta, y que provoca inundaciones también por todos lados. Esto que le llaman el cambio climático es el resultado de toda esta depredación”.

“Nosotros en ese momento decidimos no firmar, e insistir en qué, en estar repitiendo no lo que salía de nuestras cabezas, sino lo que sale del estudio de los científicos de los países desarrollados donde hay una posición unánime. Ellos mismos decían que falta, le falta más a este acuerdo”, indicó.

Además, dijo que Nicaragua insistió en que ese acuerdo tenía una enorme debilidad porque es un acuerdo que no impone la obligatoriedad. “Es un acuerdo que no impone la obligatoriedad. Ese es un punto que nosotros señalábamos”, rememoró.