Inicio Destacadas

Nicaragua alza su bandera de la Paz, el Amor y el Diálogo saludando el Día de la Dignidad Nacional

342

Con una tarde llena de mucha cultura, música testimonial y folclórica nicaragüense, miles de capitalinos celebraron este viernes el Día de la Dignidad Nacional en la emblemática Avenida de Bolívar a Chávez, en Managua.

Con banderas azul y blanco y rojinegras ondeando en lo alto, carteles, música y bailes, los nicaragüenses conmemoraron este día con gozo y alegría de ser Sandinistas con Orgullo y Dignidad.

Durante el acto central, se llevó a cabo una amplia exhibición de pintura alusiva al Día Nacional de la Dignidad, así como una alegre jornada deportiva en la icónica Rotonda Hugo Chávez Frías.

Destacando la gesta histórica del General de Hombres y Mujeres Libres, Augusto C. Sandino, en esta actividad participarón miembros del sandinismo histórico, estudiantes, personas con discapacidad, adultos mayores y la juventud sandinista.

Las familias una vez más reafirmaron su decidido compromiso con el diálogo y la paz con Amor Nicaragua, apoyando de corazón al Buen Gobierno Sandinista que conduce el Comandante Daniel Ortega y la Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo.

Las familias capitalinas manifestaron su total respaldo al proceso de paz y diálogo, impulsado por el Gobierno y la Conferencia Episcopal de Nicaragua, y al que se han unido todos los sectores socioeconómicos del país.

“A través de esta fiesta cultural estamos manifestando nuestro Amor a Nicaragua, nuestro respaldo a ese diálogo que nos llevará a esa Paz que hemos venido cuidando por más de diez años”, indicó el poblador Orlando Martínez.

“Nos sentimos plenamente representados por la Paz en Nicaragua, la bandera de la Paz nos cobija a todos como hermanos, porque solo así lograremos seguir creciendo”, refirió Yolanda Manzanares, habitante del Barrio 19 de Julio.

“Estamos en este clamor por la paz, queremos erradicar el odio, y levantando la bandera del Amor y la Solidaridad como nicaragüenses hermanos que somos”, sostuvo Isabel Bermúdez, quien es Trabajadora por Cuenta Propia.

Los pobladores se mantuvieron en cadena de oración, pidiendo a Dios que en Nicaragua vuelva a brillar la Paz, y seguir cosechando más sendas de progreso en los Nuevos Tiempos donde lo más importante es abrazarnos como pueblo hermano.