Inicio Nacionales

Nicaragua acoge con agradecimiento profundo el llamado al diálogo del Comandante Daniel Ortega

84

La Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo aseguró que Nicaragua entera está emitiendo señales profundamente positivas de tranquilidad y normalidad.

“Nicaragua quiere paz, diálogo y unidad, esta Nicaragua que está emitiendo, gracias infinitas a Dios, señales profundamente positivas, señales de tranquilidad y normalidad, esta Nicaragua que acoge con agradecimiento profundo a Dios nuestro señor el llamado al diálogo que hemos hecho todos los sectores de nuestro país, nuestro Presidente el día domingo, esa aceptación extraordinaria de los señores obispos, de Su Eminencia Reverendísima el Cardenal Leopoldo Brenes, de toda la Conferencia Episcopal que nos indica que el amor de Cristo nos apremia y que acepta estar en carácter de mediador y testigo del diálogo convocado por el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, el día domingo 22 de abril”, expresó.

Recordó que para empezar el diálogo los obispos consideran esencial que tanto el gobierno como cada miembro de la sociedad civil evite todo acto de violencia, y garantice d respeto a la propiedad pública y privada y prevalezca un clima sereno y de absoluto respeto a la vida humana y a todos y cada uno de los nicaragüenses.

“Debemos dar gracias infinitas a Dios por ese llamado que nos estamos haciendo todos al diálogo y la paz, ese llamado que nos hace nuestro pueblo también cuando se manifiesta expresando voluntad de serenidad, de calma, de tranquilidad, de trabajo, ese llamado que tiene respuesta en la cantidad de escuelas que abrieron el día de hoy”, subrayó.

Al respecto, indicó que este miércoles 73.9% fue el promedio nacional de asistencia en la mañana, mientras que en Jinotega, en la Costa Caribe sur, Nueva Segovia y Madriz el promedio fue de 86.1%.

“Esta es una clara demostración de que los padres de familia, las familias, los muchachos y muchachas, en general, el pueblo nicaragüense quiere normalidad, tranquilidad, seguridad, paz, retorno a la calma y a la serenidad. Eso es lo que nuestro pueblo quiere, así es como nuestro pueblo se manifiesta, así es como nuestro pueblo expresa su compromiso con la paz, con el diálogo, con la normalidad, con el imperativo de retornar a esa normalidad para continuar trabajando, trabajando juntos y aprendiendo a trabajar mejor todos los días para prosperar”, manifestó.

“Estamos trabajando todos los días en cada momento, y sobre todo en estas últimas horas y días para disponernos todos, disponernos todos a fortalecer el llamado al diálogo y a la paz, el reclamo de respeto todos a todos, el respeto de todos con todos, el bien común como esencia del espíritu cristiano que somos Nicaragua. Nicaragua es cristianismo, solidaridad, el respeto entre todos, el diálogo, el bien común y sobre todo entender el mensaje del pueblo nicaragüense, entenderlo, comprenderlo. Nuestro pueblo se ha manifestado por la normalidad, la tranquilidad, el trabajo, la paz”, dijo.

Enfatizó que el pueblo se ha manifestado por la normalización de las clases en todo el país, lo cual quiere decir normalización de la vida.

“Así debemos seguir, escuchándonos todos y en vigilia de oración, proclamándonos todos hijos de Dios, hermano, familia en esta Nicaragua de bendición, de afirmación de la paz y las rutas de prosperidad y de victorias que debemos alcanzar todos juntos”, indicó.

Rosario agradeció los mensajes que ha recibido de parte de las iglesias cristianas, quienes también se pronuncian a favor del diálogo y la participación. En este sentido, señaló que acoge con beneplácito esos mensajes y con la confianza de que su presencia en las mesas de diálogo contribuirá a que todos absolutamente todos proclamemos nuestro país como tierra de paz, hermandad, de bendición y trabajo.