Inicio Jinotega

Mujeres que no se pueden ver “ni en pintura” se enfrentaron a golpes en Wiwilí

331
Compartir

En ring de boxeo convirtieron una de las calles de la comarca La Marañosa, en Wiwilí, Jinotega, las ciudadanas Rosa Argentina Salguera Guido, de 28 años, y Jessenia Monge, de 36, quienes al toparse se agarraron a pijazos y patadas.

“A vos te quería encontrar tapa de manjol”, le gritó Jessenia a la Rosita al verla sentada junto a su suegra en las afueras de su casa, y sin importarle que está embarazada, le guiñó el pelo y le pegó varias cachetadas.

Sin embargo, la Rosita se defendió como “gato panzarriba” y logró morder en los brazos a Jessenia para que dejara de agredirla.

El “bochinche” fue detenido por los habitantes de la zona, quienes dijeron que la Rosita y la Jessenia “no se pueden ver ni en pintura”.