Muchacha con problemas mentales encontrada ayer deambulando casi desnuda, sigue recibiendo atención médica

Más Leídas

En condición estable se encuentra en el Centro de Atención Psicosocial “José Dolores Fletes”, la joven Ericka Martínez Baltodano, de 25 años de edad, quien fue llevada por la Policía a ese hospital después de ser encontrada deambulando casi desnuda en el sector del estadio nacional.

La doctora Etelvina Salazar, directora del Hospital Psiquiátrico, dijo que Ericka ya es conocida y es una paciente crónica controlada que trabaja y lleva una vida bastante normal, pero que en esta ocasión fue afectada por una pequeña crisis.

La especialista dijo que la mejoría de estos pacientes depende de nuestra solidaridad para que tengan menos problemas en sus vidas, por lo que pidió apoyar a la paciente para que continúe desarrollando sus quehaceres de manera normal, y que no sea objeto de ningún tipo de discriminación.

La joven Ericka Martínez Baltodano fue auxiliada la mañana del miércoles por miembros del Benemérito Cuerpo de Bomberos y de la Procuraduría de Derechos Humanos, luego de que pasó cerca de esos lugares en traje de Eva y bajo el efecto de supuestos sedantes.

Anoche, doña María Azucena Baltodano, madre de la joven, logró localizarla gracias a Tu Nueva Radio Ya, y dijo que su hija quedó con graves problemas psicológicos desde que fue supuestamente abusada en el barrio Altagracia por un hombre llamado Raymundo Salvador Guido, quien la hizo parir una niña y quien la mantiene amenazada.

Este mediodía, doña María Azucena Baltodano, llegó llorando de impotencia y armada de un palo a la casa de Raymundo Guido, para reclamarle a garrotazos por haberle desgraciado la vida de su hija Ericka cuando apenas era una niña.

“Es un viejo maldito, desgraciado, quiero matarlo, le arruinó la vida a mi hija y hasta ahora me estoy dando cuenta”, decía la angustiada madre, mientras era frenada por sus familiares para que no golpeara al supuesto degenerado que hizo parir una niña a su víctima.

Ericka sigue ingresada en el hospital Siquiátrico, mientras que doña María denunció formalmente a Raymundo, quien negó los señalamientos y dijo que más bien el ha cuidado a la muchacha porque vive separada de su familia.

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Artículos recientes