Michael Jackson: seis secretos de su vida a seis años de su muerte

Más Leídas

Dos vigilantes revelaron algunas excentricidades del cantante como sus amantes, las citas con anticipación que sus hermanos debían sacar para visitarlo en su casa y otros secretos.

Han pasado seis años desde que el Rey del Pop, Michael Jackson, falleció por un paro cardiorespiratorio. Sin embargo, la leyenda de su música continúa y, a la vez, se conocen más detalles de su vida.

Dos guardaespaldas de Jackson, Bill Whitfield y Javon Beard, contaron a Daily Express algunos detalles y curiosidades de la vida del cantante, que forman parte del libro que ambos escribieron.

En el libro ‘Remember the time: Protection of Michael Jackson’, Whitfield y Beard ofrecieron detalles sobre la vida del Rey del Pop, revelando detalles y excentricidades que se desconocían, así como confirmando rumores que se escucharon desde hace varios años.

Espiado

El artista creía que era el blanco de escuchas ilegales, al punto que le daba indicaciones a sus hombres de seguridad para que descubran al supuesto autor de estas intercepciones telefónicas. Antes de ingresar a los hoteles, sus asistentes revisaban las habitaciones por más de 20 minutos en busca de algún objeto extraño, aunque nunca se encontró algo.

Peligro de secuestro

El cantante incrementó el número de sus hombres de seguridad porque vivía con la idea que lo iban a secuestrar en cualquier momento. Incluso, en una oportunidad retuvo la limusina que había alquilado hasta que la empresa le dé los videos del interior del vehículo para que nadie observara lo que hacía.

Apodos de sus hijos

Durante muchos años, Michael Jackson impidió que sus hijos sean expuestos ante los medios de comunicación, al punto que les colocaba máscaras. Sin embargo, cada vez que salían de su mansión, llamaba a sus hijos con apodos extraños para que nadie los reconozca en las calles.

Amigas secretas

Los dos autores del libro contaron que el cantante tuvo, al menos, dos amantes, las cuales vivían en el extranjero pero se daban un tiempo para llegar hasta Virginia, Estados Unidos. El artista nunca dio los nombres de las señoritas, sin embargo, les dijo a sus vigilantes que las llamaran ‘Amiga’ y ‘Flor’.

Hábitos de lectura

Según contaron, Michael Jackson acostumbraba leer en sus ratos libres. Además, en cada viaje compraba al menos cinco libros para renovar la amplia biblioteca de su mansión. Su obsesión por la lectura lo llevó en una oportunidad de adquirir por US$ 100 000 dólares toda una tienda de libros usados.

Citas para verlo

Michael Jackson no podía recibir visitas de personas en su casa de Neverland o en el hotel en donde estaba, si estas no solicitan cita. Esta regla era tan absurda que hasta sus hermanos que llegaban a su casa tenían que sacar una cita con anticipación. La única persona que no requería cita previa para verlo, además de sus hijos, era su madre.

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Artículos recientes